jueves, abril 10, 2008

Era de tontos

Después de escuchar que Luis Abelardo Patti podría ser liberado y asumir como diputado mi mente me dijo que lo más sano que podría hacer es ver alguna estupidez. Entonces me fui a ver el canal Infinito.
Nobleza obliga, debo reconocer que entre la masa informe de huevadas cósmicas que emite, cada tanto, se les cuela algún interesante documental.
En ese momento, alguna hora de la madrugada, estaban emitiendo una de las tantas repeticiones del programa Leyendas urbanas. Siempre tienen algo de fascinación las leyendas urbanas.
El formato es bastante clásico, la dramatización de la leyenda y notas a diferentes profesionales de variadas ciencias (dependiendo de la leyenda) que la "explican" y apuestan a su veracidad, o no. Todo relatado por una seria Natasha Henstridge que más bien pareciera estar dando el informe final de la guerra en Medio Oriente.
Algunas leyendas bastante conocidas por estos lares, como la de la rata en una botella de gaseosa o alguna de sus variantes culinarias (dentro de una empanada a medio comer, etc.) y otras no tanto.
Lo primero que me llamó la atención es el modo por el cual intentaban definir si se trataba de un hecho verídico. No verosímil, sino verídico, mezclando la veracidad con la verosimilitud de modo tal que la conclusión fuese que, si es verosímil, es verídico.
Las leyendas urbanas que no son verosímiles suelen morir por muerte natural en poco tiempo, y no se propagan en tiempo y espacio. Cuando un tal doctor Fulano, especialista en envasado de gaseosas, dice que los canales de envasado de las gaseosas no tienen el diámetro necesario para que pase una rata, si le creemos, resulta un dato clave para poder decir que no es verídico. Cuando otro doctor en algo explica que la Coca Cola disuelve hasta los huesos de las ratas, la seria Natasha con dramático suspenso nos explica que "ya hemos demostrado que no es posible que una rata estuviese en una botella de Coca Cola, pero... ¿estaría en una Mirinda?".
Media hora después aclaran que dicha leyenda cambia según la zona y la época, que algunas veces es una Coca Cola, otras un fatay, por lo que empiezo a preguntarme para qué desperdiciaron media hora en demostrar que no estaba en la Coca. Cuando soy mal pensada me pregunto cuánto habrá pagado la empresa, pero cuando ese mismo criterio (demostrar que "no pudo ser" de un modo, pero la leyenda tiene mil variantes) se repite, dejo de ser un mal pensada y me empiezo a preguntar si serán tontos o qué. Y concluyo que es o qué.
Pero lo que realmente me confundió es un argumento esgrimido por varios de los entrevistados, el "no es común".
Si un psicólogo especialista en patologías de envasadores de gaseosas dice que no es común que los obreros dejen pasar ratas a las botellas, Natasha vuelve a decirnos que "ya hemos demostrado". Yo creía que justamente el no ser común es lo que convertía a algo en excepcional, por lo tanto factible de ser una leyenda urbana. Nunca escuché como tal que una mujer tuvo que correr un micro, o que alguien llamó a un 0800 de alguna empresa y lo dejaron esperando una hora.
El análisis científico que convierte lo factible en lo real no se encuentra sólo en las leyendas urbanas, sino en casi la totalidad de los programas semi o pseudo documentales de Infinito y otros canales, incluyendo Natgeo, Discovery, etc. Del mismo modo nos muestran la momia de algún egipcio y le hacen la autopsia, como no encuentran marcas en los huesos que indiquen asesinato, pero sí un gran hueco de absceso en una muela, concluyen que no murió asesinado sino de una infección. Si una no piensa mucho dice "ohh", pero una parte medio rebelde de la mente dice "¿y si le cortaron la yugular? ¿y si lo mordió un áspid? ¿y si lo envenenaron? ¿y si se suicidó cortándose las venas con el pico de Horus?". Y eso lo piensa alguien que no es muy inteligente ni tiene acceso a toda la información que se supone esa gente tiene ¿entonces? Entonces una se queda pensando que saben más que una, y que por algo lo dicen (y no nos lo dicen). O piensa "andaca".
Lo mismo que piensa cuando dramatizan algún hecho histórico, no como pudo haber sido, sino como fue. O cuando le explican que un oso panda piensa tal cosa cuando ve a un humano o las razones íntimas y personales por las cuales un soldado griego se quedó en Pompeya cuando explotó el Vesubio.
Tiene algo bueno ver la realidad por televisión, si recordamos que las bombas que caían sobre Bagdad eran bombas reales que caían sobre gente real, pero no me sorprendería que en un par de años Infinito haga un programa en el cual nos explican que no es común que la gente se quede cuando la van a bombardear, por lo tanto Bagdad estaba desierta. Y que lo crean.
Sin duda, el único hecho científicamente comprobado es que va a llover.

17 comentarios:

migueldao57

Dijeron "Los doce apóstoles": lo de las empanadas es una leyenda urbana.

SirThomas

Muy bueno Grismar.

Saludos.

natanael amenábar

Natasha es un nombre expecional, ergo, no es común que alguien se llame Natasha.

Y lo de llover, más allá de que es un recuerso que admiro y que mataría para que me lo regalen, con este sistema meterológico que nos tocó en suerte, no creo que sea algo muy seguro de predecir.

Y si de leyendas urbanas se trata, la mejor lejos es el que se despertó en una bañera con hielo y sin riñones, casi como un restorán con lockout de varios días.

migueldao57

Grismar: Hoy leí el post, dejé comentario (porque Cinzcéu se enoja si no comento acá) y salí a la disparada. Pero me quedé pensando en el tema de lo verosímil y lo verídico, que a menudo genera muchas confusiones en el teatro. En la vida también. De verídico a realidad hay un paso que dio hace mucho un célebre general. Y allí aparece la lógica perversa (y tautológica): lo verosímil es lo verdadero, y por carácter transitivo la realidad; entonces, la realidad es aquello que nos muestran como verosímil. Ahora, coincidimos, la conducta humana no necesariamente se rige por el "verosímil", ese "verosímil" suele no ser "verdad" y la "realidad" es la que nos tratan de ocultar.

Nacho

El canal Infinito es un poco como el Bafici, o como comprar en una tienda de usados o venta de garage, si tenés tiempo libre podés ponerte a revolver entre la basura que puede haber ahí para encontrar algo decente. Es una bolsa de gatos.

Cinzcéu

No quiero imaginar lo que piensa un oso panda cuando ve a estos humanos documentalistas. Creo que nunca he visto Infinito -está en un número demasiado alto para mis zappings. pero he visto cosas parecidas aquí y allá. El otro día alguien se preguntaba si frente a la información televisiva hay sólo dos opciones: creer o no mirar. A mí me parece evidente que al menos hay una tercera: mirar y no creer... Excepto lo de la rata adentro de la Mirinda, porque eso está demostrado que es la pura verdad.
Un beso.

PS: Miguel, ¡nunca me enojé con vos! No me vengas a exagerar acá, mirá que voy y te exagero allá...
Saludos.

mera

He encontrado tu blog escribiendo "pontevedriano", palabra que creía no existe y utilizo en condominio con otro. He leido un poco, lo encuentro divertido y con muy buen criterio.
Saludos desde Pontevedra.

Grismar

Miguel: dijeron las leyendas urbanas: lo de "los doce apóstoles" es una injuria.
Sirthomas: gracias. Saludos.
Natanael amenábar: nuestro sistema garantiza la lluvia, regalarlo es imposible, y eso de que lo alquilamos por un módico precio es una leyenda urbana (pero puede hablarlo con nuestros representantes). Saludos.
Miguel: esa lógica perversa se emplea, muchas veces debajo de un supuesto método científico, para vendernos una realidad. A veces es el camino inverso, cuando se intenta encajar una realidad en un discurso se la manipula para que sea verosímil, y de ese modo la compremos, no la realidad sino el discurso.
Que Cinzcéu se enoje si no comentás acá es verosímil, pero no es verídico, así que no te preocupes. Besos.
Nacho: es verdad, cada tanto se encuentra algo interesante, sólo hay que tener ganas de pasar el tiempo libre revolviendo entre la basura, yo suelo caer por efecto zapping. Saludos.
Cinzcéu: frente a cualquier información, no sólo televisiva, parece evidente la opción de mirar y no creer, al menos sin pensar. De la Mirinda no sabría decirte, en una de esas es una verdad impura. Creo que las únicas leyendas urbanas comprobadas son los carteles. Un beso.
Mera: bienvenido, y gracias. La palabra "pontevedriano" existe, de hecho yo la conocí desde chica, cuando mi abuela me hablaba de mi abuelo diciéndome que era un "pontevedriano de pura cepa". Visitaré tu blog. Saludos desde Buenos Aires.

Vitore

Hablando de leyendas urbanas y aunque no tenga del todo que ver con esta entrada (además de que desconozco el programa del que hablas), encontré el otro día esta página (creo que argentina) en la que aparte de hablar de leyendas urbanas de todo tipo, se nos advierte de los pesados hoaxes que circulan por todas las cuentas de correo elctrónico del mundo. Besos.

Grismar

Vitore: aunque no conozcas el canal Infinito, la misma lectura se la podés dar a muchísimos documentales que llegan 4 segundos tarde a tu TV. Vi la página que mencionás y me encontré con muchísimas leyendas urbanas de las que jamás había escuchado palabra, pero, eso sí, lo de los hoaxes es una leyenda virtual. Un beso.

Patricio Bazán

Si uno busca noticias sensacionalistas, sintoniza Crónica TV. Si lo que necesita es una buena dosis de pseudociencia y macaneo, pone Infinito. Es decir, cada boliche se especializa en un tipo de mercadería. Hasta ahí se entiende.
Pero si uno pone el Discovery Channel y se topa con detectives psíquicos, casas embrujadas o documentales pseudo-revolucionarios y esclarecedores (como el sepulcro de Jesús), uno se pregunta si no estarán por poner un polirrubro...
Excelente post.
Besos.

Grismar

Patricio: como decís, cada boliche se especializaba por lo tanto uno sabía dónde ir a comprar lo que buscaba, ya no. Y aunque parezca no tener mucha relación, me fabrico un pie para una pregunta ¿por qué la vuelta de Tinelli es "noticia" de primeras planas de diarios, noticieros y demás? Besos.

Nacho

Patricio Bazán: sí, tal cual, Discovery se está yendo cada vez más al carajo. Se suponía que era un canal con ciertas pretenciones científicas y cada vez más seguido ocurre que paso por ahí y están hablando de psíquicos, espíritus y qué sé yo. En fin. Hay que vender.

Patricio Bazán

Grismar: mejor aún, preguntémonos por qué se ha extendido el unitema: si hoy un pendex le pegó a otro en el cole, el TEMA DEL DIA será la violencia en los colegios. Y de seguro TODOS tus conocidos te preguntarán qué opinás. Al otro día, serán las empanadas de perro, y así. Un tema relevante por día.
La opinión pública al nivel de la vieja de barrio, que barre la vereda y chusmea con las otras brujas sobre la hija de Don Cosme, el Fiambrero.
Y ese mismo nivel pedestre merece cualquier debate político: el conflicto del campo se reduce a la dicotomía milmillonarios sojeros vs. carteras de Louis Vuitton.
­¡Qué ganas de vomitar (pero no acá)! Perdón por la verborrea.
Un beso.

Grismar

Patricio: sin duda, todos hablan del tema del día, y la pregunta inicial siempre es ¿viste lo del pibe?, ¿viste lo del choque?... donde el "viste" no significa si efectivamente viste, sino dando por hecho que lo viste. Todos menos mi vieja, que cuando todos hablaban de pibes violentos me preguntó si alguna vez había visto tantos choques de camiones. Mirale la parte positiva, mientras las brujas hablan de TN la hija de Don Cosme puede hacer la suya tranquila. Un beso.

migueldao57

Qué andará haciendo la hija de don Cosme? Huuummmm...

Grismar

Miguel: nada bueno, mire, se comenta que es notera de Crónica... pero lo dejamos para el próximo post. Un beso