jueves, abril 03, 2008

Apuntes para un acto de gobierno

-Esperar una protesta nacional de algún sector social privilegiado. O no tanto, pero no explotado. Por ejemplo: clase media y media alta. Mejor lock-out de grandes propietarios. Beneficiados por el modelo, subsidiados por el gobierno, etc.
-Tardar bastante en dar respuesta, semanas. Hacer el otario, inaugurar algo, tomarse vacaciones. Pueden incluir el feriado ése sobre la memoria. Dejar que la cosa vaya pasando de castaño oscuro. Echar un poco de leña al fuego. Un poco.
-Anunciar una medida para solucionar el conflicto. Ver si conviene defender las decisiones tomadas, corregir con nuevas medidas, avanzar con políticas drásticas, etc. Recordar que esto es necesario pero no es principal. Hablar poco del tema. Porque la gente puede ponerse a debatir en serio la cuestión. Mucho ojo.
-Organizar el gran acto de apoyo al gobierno popular. Una movilización para ser visto y/o para mostrar. Analizar si hay riesgo de que se transforme en una movilización de verdad. Seguro que no pero analizar. Consultar sobre aparatos que sirvan de dispositivos para la exhibición. Presupuestar y librar los fondos. Con tiempo.
-Mandar sacar las vallas que dividen y rodean siempre la plaza pública. Mandar que la tropa policial acantonada se retire un par de cuadras. No más. Por las dudas. Garantizar que terminado el acto, todo vuelva a la normalidad. Por si fueran a manifestar otros. Seguro que no pero garantizar.
-Planificar el discurso dirigido a las masas televisadas movilizadas. A propósito de la tele, arreglar que se vea el descenso del helicóptero, la caminata hasta el auto, etc. Seguimiento al detalle con títulos tipo "ya viene", "ahí llega" y así. Por supuesto, orador único. Tiene que ser helicóptero. Por la grandilocuencia. No bajar hasta que se apague la hélice. Por el peinado.
-Insistir mucho en la condición de género. Afirmar que todo se hace más difícil. Pero mucho más. Para reflexionar: ¿más difícil que qué y por qué? Igual decirlo y repetirlo. Mucho. Y antes de decir cualquier otra cosa.
-Acentuar la condición personal de víctima maltratada, atacada, agraviada. Si se puede articular con la cuestión de género, mejor. Exagerar. Si es preciso, ignorar toda la historia. Afirmar que no se sabe de peor ataque sufrido por un gobierno. Democrático. En sus primeros 5 años 100 días. Sobreactuar.
-Plantear analogías con procesos del pasado. Por ejemplo: antes del golpe del 30 también hubo críticas al gobierno; antes de la invasiones inglesas también hubo protestas, etc. Ver si no conviene algún proceso más cercano. Pero tienen que ser más de 5 años.
-Usar términos que evoquen la guerra. Sin exagerar. Por lo de la unidad de todos y todas. Por ejemplo: "ataques", "tanques", "defensa". O decirles "generales" a los dueños de los medios. Ver a quiénes se le hicieron favores a cambio de apoyo. Consultar si les molesta que se los mencione. Elípticamente, claro.
-Buscar algún titular, editorial o columna de prensa que pueda presentarse como ofensiva. O mejor, golpista. O mejor, mafiosa. También puede ser una caricatura. Si tiene muchas interpretaciones, mejor. Porque una de tantas será golpista. O casi cuasi-mafiosa. Hay uno que siempre dibuja para un diario. Revisar si justo publica algo que sirva.
-Encontrar versos populares de donde sacar frases conocidas. Por ejemplo: "es el pasado que vuelve". Ver si Le Pera tuvo herederos y si tienen los derechos. Preguntar a Nacha por lo de "me gusta ser mujer". Confirmar antes si está con nosotros y nosotras o no. De paso: consultarle cómo hace para mantenerse así.
-Ver si conviene hablar de mujeres y golpismo o si se puede confundir con la yegua de Isabel. Una opción: sugerir que no gobernó en nombre del voto popular. Por omisión, claro. Evaluar si alguien se daría cuenta. O si importaría. Encargar una encuesta para ver cuántos saben quién es Isabel.
-Repetir "compañeros y compañeras". No, mejor "compatriotas y...". No, porque se dice igual. Mejor "argentinos y argentinas". Repetirlo muchas, muchas veces. Todas las veces que se pueda. O más.
-Hablar de la plaza del reencuentro y la transformación. Pensar del reencuentro con qué o con quién. Ver qué hacer con los jerarcas de los sindicatos y los punteros del conurbano. Que no se lea como reencuentro con ellos. Y entonces, ver también lo de la transformación... Consultar este problema con ellos.
-Dar muestras evidentes de afecto físico con algunos argentinos y argentinas. Desde atrás de las vallas. Arreglar que en la tele se vea todo en primer plano. Arreglar que la custodia aparte a los más afectuosos. Ver si esto último puede no verse.
-Poner una canción final de fondo. Nacional y popular. Que hable de la historia, el pasado y la memoria. Hay una que se llama "La memoria". Ver si convienen las partes que habla de los genocidas que están sueltos. Y de la justicia que mira y que no ve. Igual hay división de poderes.
-Sentar cerca a gente que haya sufrido en serio y haya luchado de verdad. No demasiados, suficientes. Invocar sus nombres y su historia como muestra de que el gobierno está cerca. Al lado. Como si transitara por su mismo camino. Tienen que ser reconocidos, si no mucho no sirven. Obreros no. Pensar quiénes.
-Encontrar un símbolo de continuidad entre una gran lucha y el gobierno. Por ejemplo: un luchador honesto, histórico, con prestigio, que entregue al gobierno un símbolo importante de algo. Muy importante. Si es mujer, mejor. Por lo de género.
Que parezca como si le pasara al gobierno el testigo de una carrera de postas. Ésta es buenísima pero hay que descubrir qué. ¿Una bandera? Ver qué bandera todavía no se entregó. No debe haber muchas... Pensar qué. Y arreglar con la tele que lo tomen bien de cerca.
-Saludar y rajar antes de que se largue a llover.

12 comentarios:

1+

Muy buen proyecto... y salió redondo.
Dos comentarios: 1) Con el tema de género me tiene los huevos al plato mal, pero mal, ¿viste qué es mal? Bueno, mucho peor. Me pregunto si Bachelet, Merkel, etc. aclararán en todos sus discursos que son mujeres o estarán demasiado ocupadas con cuestiones de gobierno; y 2) Lo de la caricatura de Sábat me hizo acordar que unos pocos días antes en Parque Norte había mencionado una nota de Saiat (esta vez le había gustado) y para colmo la analogía poco feliz con el lock-out del '75 había aparecido en un artículo de Página/12 dos días antes. Me pregunto si su "lectura" de la realidad se limitará a la lectura de los diarios (bueno, para mucha gente sí... pero ésta no gobierna).
Un abrazo.
PD: Llegar en helicóptero sí, por grandilocuente. Irse en helicóptero todavía tiene connotaciones negativas: Esperar algunos años.

migueldao57

Cruel, muy cruel... No se, Cinzcéu. Debe ser como lo describís, seguramente. Pero a mí, lo que hay del otro lado, me sigue asqueando mucho más...

Nacho

Buen artículo, Cinzcéu.

1+: no será del todo acertada la analogía, pero la nota que linkeaste me pareció muy interesante...

Cinzcéu

Disculpen que, hoy, no responda a cada uno pero acabo de leer una noticia que quiero compartir: La Presidenta recibió un informe de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA sobre discriminación en la cobertura del conflicto con el agro. Yo laburo ahí y apenas puedo expresar vergüenza ajena. Muñecos de metegol que se dicen analistas de algo y no son más que marionetas de cartón. Basta para mí, por hoy.

Grismar

¿Cuáles serán las "voces plurales y democráticas" que no tienen acceso a los medios?
Muy buen post, tragicómico, y, como dice 1+, le salió redondo. El tema de la discriminación da para un post, su discriminación obsesiva de género me tiene los ovarios llenos.
Se podrían escribir los "Apuntes para un paro del campo", y tendrían distinto olor.
Como es costumbre con tus textos, quedo en medio de las sensaciones "qué bueno" (por lo escrito) y "qué mierda" (por lo que dice). Un beso.
P.D.: algunas banderas nunca debieron ser entregadas.

migueldao57

Disculpáme, Cinzcéu. Vos conocés desde adentro lo que es Ciencias Sociales y no te voy a discutir la seriedad de ese informe. Pero recorré un poco la web, vos que sabés buscar con idoneidad. Miráte este sitio, por ejemplo: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=96579&tx_ttnews%5BbackPid%5D=84&cHash=cf4cc51c97
Fijáte si no aparece por ahí el audio de Peña, en la audición de Fucks, tratando a Cristina de boluda y de tener mierda en la cabeza, dicho textualmente al aire, sin que el conductor hiciera el menor intento de pararlo.
Mirá la portada de "Crítica" de ayer.
Saludos

1+

migueldao57: humildemente (y no hay ironía en esto) creo que confundís causas con efectos: la tapa de Crítica no habría existido sino como reacción.

migueldao57

1+: la cadena causa-efecto puede ser muy larga. Pero si querés nos remitimos a Crítica misma, que tiene una corta historia (no así su director). Te recomiendo la Carta Abierta de Peña a Cristina, por ejemplo. No sé, a lo mejor te gusta. A mí me provoca verguenza ajena.

Grismar

Perdón, no quiero convertir esto en una suerte de chat, pero justo andaba por aquí. ¿Se está debatiendo un estilo o un contenido? No creo comparable un informe formal y supuestamente objetivo y analítico de una universidad con la crítica de Peña, o de algún periodista, de hecho, con ninguna crítica, a favor o en contra. Además, Peña, Lanata, Hadad, etc etc ¿no son "voces plurales y democráticas"? ¿o se trata de que los detractores son golpistas y los aduladores democráticos? Besos.

Cinzcéu

1+:
Una mujer que llega al gobierno y no puede hablar sin el exasperante preámbulo de que es hembra, merece mi desprecio y mis huevos al plato. Lo mismo un hombre que introduzca todo tema con mención a su condición testiculo- hormonal. No sé si CFK sólo lee los diarios o si ese diario está escrito por asesores de CFK. Es el viejo tema del huevo (perdón, del ovario) y la gallina.
Un abrazo.
PD: La cosa de ida y vuelta del helicóptero me la explicó Grismar (no me había percatado) y creo que es una lectura muy válida. Esperar algunos años...

Miguel: Cruel, muy cruel... es el mundo y el país. No sé si será como lo describo pero creo que más o menos es así. El problema "del otro lado" y si da más o menos asco se reduce a cuál es el otro lado. He leído y escuchado hasta el hartazgo la construcción mediática del conflicto, compartida por la presidencia y los medios: "el campo vs. el gobierno". "El campo" es una entelequia tal como es "la industria" que incluiría a los dueños de Ford, Unilever o Somisa, a sus obreros y empleados en blanco y en negro y a sus diversos proveedores monotributistas, etc. Disculpame el anacronismo, pero cada vez que leo "del otro lado" tiendo a volver a la matriz marxista de burgueses y proletarios. Y desde esa lectura no veo ningún otro lado en la aparente disputa entre "el campo vs. el gobierno". Son socios y manifiestan los roces típicos de toda asociación. En el último mes no he leído nada firmado por FATRE, la federación sindical que supuestamente vela por los intereses del peón rural. Parecería que "el campo" se trabaja solo... o lo trabajan con sus manos los dueños de la tierra y el capital.
Hoy pagué un 27% más el churrasco de paleta, yo, empleado público que hace varios meses sufro una reducción (sí, reducción) salarial sin noticia mediática alguna (¡¿eso será discriminación?!). El peronismo fue un modelo burgués que, sin duda, benefició económicamente a la clase trabajadora al muy alto precio de su dependencia política. Fue. Ahora, hace añares, es el modo de administrar el negocio de los grandes capitalistas y nada más. No traten de emocionarme con la voz quebrada ni la lágrima ni el pañuelo sobre el corazón, porque estoy de vuelta de todas esas pelotudeces.
Gracias por comentar y por recomendar mi entrada aún teniendo diferencias. Eso, entiendo, es honestidad intelectual. Respecto de tu enlace al artículo de Rosendo Fraga para La Nueva Provincia, tengo coincidencias y disidencias. La Nueva Provincia es el paradigma de la derecha conservadora, lo sé, pero leo. Aunque pueda sonar pedante, hace añares que estoy más allá del "conmigo o en mi contra" que hoy agita la presidenta. En general opto por cagarme en ambos pseudo-bandos que suelen ser, con matices, siempre el mismo.
Sobre la postura ¿política? (lo dudo mucho) de Peña, suscribo tu entrada al respecto. Zapatero a tus zapatos y actor a tu actuación.
Saludos.

Nacho: Gracias por la lectura y el elogioso comentario.
Saludos.

Grismar: Muchos tenemos huevos y/u ovarios (¿cuestión de género?) llenos. Con la cosa de "distinto olor" me recordaste una frase de Sarmiento: "La aristocracia con olor a bosta gobierna la República". Y no me venga nadie con que entonces soy unitario, reaccionario, etc. Trato de escribir lo mejor que puedo para decir las cosas que, de tan bosta, resulta difícil decir en este país despolitizado. "Y yo canto para usted, el que atrasa los relojes, el que ya jamás podrá cambiar y no se dio cuenta nunca
que su casa se derrumba", decía Charly. Hay muchos modos de decirlo y ninguno sirve para nada.
Gracias. Y sabés que hay banderas que no van a entregarse. Nunca.
Un beso.

Vitore

Quizás vuestra presidenta sea un travestido o un transexual y necesite reafirmar constantemente esa condición femenina singular. ¿Pretenderá que los campesinos se ablanden y cedan derechos y peticiones para no atacar a una débil fémina? Tiemble después de reír, como diría aquel. Abrazos y paciencia ancestral argentina.

Cinzcéu

Vitore: Nuestra presidenta no es un travestido ni un transexual sino una mujer, mina, hembra, fémina, dama, señora, como dios manda. Reafirma sin cesar su condición femenina porque la designó a dedo su marido y, por lo tanto, el aparato viril, fálico y machista del PJ. Sujeta a tanta (falsa pero efectiva) testosterona no acierta a decir mucho más que "me gusta ser mujer". Y sí, lo es, lo cual resulta irrelevante en términos políticos.
En este país no hay campesinos. Es un país arrasado por latifundistas ladrones en el cual no ha habido en 200 años reforma agraria alguna. Primero se robaron las tierras aún yermas; después las vendieron al mejor postor sojero. Los supuestos "campesinos" no son más que arrendatarios desplazados por la sojización fomentada por el gobierno y socios menores de las enormes transnacionales.
No veo pelea sustancial entre "campo vs. gobierno" (oposición absurda, ya lo dije) hasta tanto me expliquen en qué consisten las políticas radicalmente opuestas.
Y paciencia ancestral, sí, no porque la elija sino porque parece ser nuestro único modo de vida.
Saludos.