miércoles, julio 12, 2006

Desarma y sangra, diamante loco

El 11 de septiembre de 2001 todos los medios se congelaron en un único tema: el atentado en EEUU. Por más de 48 hs no existió nada más, el mundo se paralizó en ese único horror. Años después Madrid y Londres lograron un efecto similar, aunque menos exclusivo.
Las siete explosiones producidas en trenes en Mumbai (Bombay) ayer, en un horario que asegurase, como en los demás atentados, la mayor cantidad de trabajadores a bordo, no tuvieron tanta trascendencia, ni siquiera por sus, hasta ahora, 180 muertos y centenares de heridos.
Tuve que rastrear la noticia, a la que no le dedicaron más que unos pocos minutos, y ninguna primera plana, con honrosas excepciones. Vi más de 15 veces a la española que decidió tomar un poco para llenar un programa estúpido que se emite a las 2 de la mañana, le dedicaron más tiempo y espacio a sus balbuceos que al atentado en Mumbai. Vi 40 veces el inicio del juicio a los asesinos de Axel Blumberg, en el cual no pasó nada trascendente pero tuvo mucha más relevancia que 180 indios muertos.
Las pocas noticias que se dieron, más allá de la mera información del hecho, remitieron inevitablemente a los atentados previos, tanto por ser trenes como por ser onces. La proximidad en tiempo y espacio, una vez más, a una reunión del G-8 no parece tener relación.
Tal como Aznar salió de inmediato a responsabilizar por Atocha a la ETA en India se apresuraron a señalar a grupos separatistas cachemiros. Pakistán, por supuesto, fue el primero en condenar, solidarizarse y aclarar que no tuvo nada que ver.
No hay dudas de que la metodología es clásica de Al Qaeda, aunque bien pudo ser "simple imitación", argumento dado por el gobierno de ultraderecha de Mumbai. Argumento lógico pero que olvida un detalle: el comunicado de Al Qaeda enviado a través de Al Jazzera poco después del 11/9, en el cual aseguraban que los atentados continuarían, entre otras cosas, hasta tanto no "dejen de apoyar a los hindúes contra los musulmanes en Cachemira". Esto no asegura que el atentado sea obra de Al Qaeda, pero al menos podría frenar un poco la rapidez para encontrar culpables convenientes.
No hay argentinos muertos ni son occidentales, por lo tanto no es muy importante, no amerita demasiado, ni siquiera un análisis que muestre que la tormenta de agiganta.
Algunos días amanecen decididos a herir y no oscurecen hasta no haberlo logrado, ayer tampoco fue noticia relevante la muerte de dos monstruos de la música: Oscar Moro y Syd Barret. No porque fuesen opacadas por los atentados en India, sólo por pura desidia mental.
Llorará por Moro Argentina, seguirá brillando el diamante loco, más trenes explotarán y más locura cubrirá cada rincón antes de que se largue definitivamente a llover.

4 comentarios:

vitore

Es verdad que las noticias son "importantes" dependiendo de a quien les ocurran. A nadie parecen importarle esos muertos ni quién los ha matado. Qué vergüenza me suele dar cuando en cualquier periódico o televisión o radio dicen: "Han muerto 7502 personas en un terremoto en Indonesia; afortunadamente y según la embajada no hay ningún español entre los fallecidos..." Y se supone entonces que uno ya puede respirar tranquilo porque ningún compatriota haya muerto y ya nos tienen que dar igual los 7502 "extranjeros". Besos.

maun

Y tan cierto!! escucho muchas horas de radio argentina y creo que la noticia del atentato en
Mumbay fue dada solo a manera de titular en los noticieros, pero la muerte de una actriz argentina ocupó el espacio de varios programas. Creo que hay un desequilibrio generalizado con respecto a la información así como un egoismo absurdo. La visita de 3 días de Bush a este pais casi ni se comentó, no es tema, solo lo es en el pobre pueblo en el que estuvo, ya que fue cerrado y blindado.
Saludosss!!

1+

Sin justificar a los medios locales (ni mucho menos) si quisieran darle a los atentados de Mumbai la misma cobertura que a los anteriores les costaría encontrar información: de las 300 principales agencias de noticias 144 son de Estados Unidos, 80 de la Unión Europea y 49 de Japón... Eso en la práctica implica que TODAS las noticias internacionales nos lleguen "filtradas" por Londres, París o New York.

Grismar

Vitore: mejor si no hay ningún español (o argentino) involucrado, sino el resto de la semana la noticia será quién era, su biografía, entrevistas a la familia, vecinos, la maestra de 2do grado y demás.
Maun: ¿un pueblo alemán cerrado y blindado por la visita de Bush? me suena.
1+: es verdad, no sólo no tiene mayor importancia sino que lo que llega está filtrado. Por algo uno de los primeros misiles israelitas apuntaron a una televisora.
besos a todos.