jueves, mayo 24, 2007

Porteño de ley

Durante más de una semana el canal Todo Noticias (TN) publicitó como el hecho político más trascendente de la década el llamado "Debate Capital" entre los tres candidatos básicos en las próximas elecciones a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se llevó a cabo anoche en su programa A dos voces.
Como una abeja reina, rodeados de asesores, colegas y fotógrafos llegó cada uno, y se ubicó en el sitio que "democráticamente" le tocó por sorteo. Todo muy serio, en un ambiente muy rojo, blanco y azul (los colores de TN, no hay que ser mal pensado), nadie olvidó la corbata ni la escarapela. Cada uno con su carpeta a tono con el traje.
En el centro quedó el actual Jefe de Gobierno, Jorge Telerman, a su derecha el Presidente de Boca, Mauricio Macri, y a la izquierda el Ministro de Educación, Daniel Filmus.
Todo perfectamente organizado, cada tema, espacios, tiempos, incluyendo los nueve minutos "libres" en los cuales la superposición de voces entre los tres hacía que fuese prácticamente imposible entender, y aquel con voz más potente y contundente "ganó" el bloque.
Telerman, con su experiencia mediática y su capacidad para el sarcasmo, Filmus, varios cuerpos detrás tratando de mostrarse serio, responsable y culto, y Macri, que se olvidó de que era un debate y sólo hizo publicidad, usando a los demás candidatos como fondo, tal como hiciera alguna vez con una montaña de basura y una niña ostentosamente pobre.
Todos comprenden los problemas de la ciudad, todos van a hacer algo, el otro nunca hizo nada y obedece a oscuros intereses, que no son los del pueblo. Cada uno enarbolando el pasado del otro y tratando de ocultar el propio. Una típica campaña. Telerman y Filmus sacándose chispas por su relación con K, pero uniéndose para atacar al de otro género, Macri, quien como una estúpida marioneta recitó de memoria su spot.
Según leí y escuché en algunos medios, el debate "aclaró posiciones". Yo debo ser bastante tonta, ya que no me aclaró nada que no estuviese claro desde siempre. También escuché en alguna radio que fue un "ejemplo de responsabilidad cívica y política" (¿?). Yo vi un debate en el cual cada uno intentó demostrar que conoce la ciudad mejor que los otros y tiene la única y verdadera solución, mientras trataba de hundir al rival sin demasiado entusiasmo, y en el que ninguno pareció obligado a responder o explicar las acusaciones más allá de devolver la estocada, en un tono, aún dentro de ese marco de acusaciones, amistoso.
Hace algunos años me llamó la atención un nuevo estilo en la mediatización política. El formalismo y acartonamiento desaparecieron con el tuteo (voseo, estamos en Argentina), y el llamarse por sus nombres. CQC y Jorge Lanata, que entrevistaba a "Néstor" (Kirchner) y lo tuteaba, cuando era candidato a presidente, o a "Lilita" (Carrió) o a "Luis" (Zamora), fueron pioneros en ese estilo, y si bien no es algo trascendente sino una simple y aparente cuestión generacional, ese relajamiento en el trato provocó un cambio en el sentido de la relación.
Anoche los candidatos se trenzaron en discusiones en las cuales eran Jorge, Daniel y Mauricio, tres "amigos" debatiendo en un ambiente hiperformal, en un tono informal. Aún Macri, aleccionado para no responder acusaciones y sólo mostrar sus pro-puestas, no pudo evitar caer en esa interna. Y quizás ése fue el mayor triunfo del debate, que por momentos parecían estar debatiendo, pero sólo por el tono, no por lo dicho. Cada uno actuó su personaje con soltura (incluso Filmus, aunque tardó en distenderse) haciéndome sentir espectadora de algo privado y ficticio, como una novela. Y cada uno quedó convencido de haber ganado.
No sé si será cierto que mucha gente decidió su voto por este debate, por suerte yo no soy porteña, pero si lo fuera, lo que me quedaría claro es que sólo puedo quedarme observando cómo se inunda la ciudad cuando empieza a llover.

9 comentarios:

Fede

Al día siguiente los "usuarios" de Clarin.com fuimos invitados a enviar nuestros comentarios sobre el debate. Nunca participo en esas cosas, pero se me dio por colaborar.

Pero... publicaron UNA PARTE de mi comentario (que no había sido extenso), cortándolo en la mitad de una oración.

http://www.clarin.com/diario/2007/05/24/um/m-01425088.htm

"El debate, como era de esperarse, fue pobre en propuestas y rico en chicanas. Un error de formato fue el poner a "discutir" al mismo tiempo a los tres candidatos: gritaron, se pizaron, se lanzaron acusaciones cruzadas, y es por ello que el votante medio pudo sacar poco y nada en limpio más allá de poder leer, al día siguiente, las concusiones de los "especialistas" sobre quién fue el "ganador" de la contienda."

Lo que está en negrita fue lo que los de Clarín no publicaron. Se ve que no les gustó la ironía que le daban las comillas a la idea de "especialistas" tratando de decir quien "ganó" el debate. Se habrán sentido tocados...

Grismar

Fede: no es que me sorprenda, mucho menos si hablamos de Clarín, pero entre reservarse el derecho de publicar sólo los comentarios que respondan a sus intereses y editarlos hay una pequeña diferencia. Razones de espacio, supongo, no quiero pensar mal, una palabra quitada por aquí, otra agregada por el bien de la sintaxis, y ya tenemos la opinión de "la gente" (eso de lo que hablaban los candidatos). Besos.

Fede

Quizás soné un poco paranoico.
Por supuesto que cuestiones de espacio pueden generar que se editen los comentarios (de hecho, las opiniones de otros usuarios tenían más o menos la misma extensión que mi comentario "abreviado"), pero me pareció curiosa la operación de cortar una oración por la mitad sólo para ahorrarse un renglón y medio.
Saludos!

Grismar

Fede: lo mío fue ironía, yo sí pienso "mal" y soy paranoica, no creo que editen por cuestiones de espacio ni ninguna otra razón que no sea cuidar sus intereses en el sentido más amplio. Hablamos del Grupo Clarín, del cual TN es parte...
Besos

Vitore

Mañana hay elecciones municipales y autonómicas por Madrid. Yo creo que ya nadie sabe hacer política (si es que esto se ha sabido hacer alguna vez) y los candidatos acá como allá se dedican a mostrar los defectos del contrincante más que a valorar y demostrar sus virtudes. Patéticos... Por cierto; aquí en Madrid lleva lloviendo muchos días... Besos.

Cinzcéu

Ví el tramo final del llamado debate y, entre otras muchas cosas, no pude evitar la asociación con Los tres chiflados pegándose golpes en la cabeza los unos a los otros, sobre todo cuando TN los mostraba juntitos en su pantalla tripartita.
También recordé que el "stooges" de The three stooges no significa "chiflados" pero como había olvidado su significado fui a mi voluminoso Simon & Schuster y leí: "s.1.(jer.) actor que hace preguntas preparadas a un comediante que las contesta chistosamente. 2.(jer.) lugarteniente, secuaz servil, paniaguado. 3.(jer.) soplón, delator, espía".
Ahí entendí porqué aquel efecto de sentido y entendí que en rigor eran A lot of stooges contando a los periodistas Gustavo Silvestre y Marcelo Bonelli, a los candidatos a vice Gabriela Michetti, Enrique Olivera y Carlos Heller y a la caterva de asesores (como el patético Luis Quevedo) que entraban y salían de cuadro cual segundos de box en el peor y último film de Rocky Balboa.
De todos modos dicen las encuestas que entre los tres sacarán el 90% de los votos, así que qué mierda tengo que opinar yo sobre una democracia que funciona perfecto.
Un beso.

Cronopio

Canal 13 estuvo muy ocupado en debatir sobre cómo estaban vestidos los candidatos.
Así el jueves por la mañana pude escuchar:
"Los 3 candidatos vestidos muy parecidos"....

Maun

No "conozco" mucho a los postulantes,no cómo los porteños que parecen sufrirlos a los candidatos. Toda la población esperando ese parto forzado que de democrático le queda muy poco y donde ganará finalmente el menos perdedor, con una oposición acorde y la gente adelantando qué, gane quien gane, nadie lo votó, como siempre.
Saludoss!!!

Grismar

Vitore: "hacer" política sí que es un tema complejo. Para mostrar virtudes supongo que hay que tenerlas, pero una de las cosas que se evidencian hace mucho es que, cuanto mucho, se trata de las virtudes y/o defectos de un candidato, de un individuo, fuera de todo programa político, y ya de entrada es una forma un poco errada de hacer política. Besos, no te olvides el paraguas.
Cinzcéu: la segunda definición le quedaría bien a unos cuantos, también. El otro día escuché en una encuesta callejera que decían que Macri no puede ganar porque la mitad de los porteños es de River...
Un beso.
Cronopio: ese dato es básico, no es lo mismo usar campera que saco. Faltaba una placa final de esas que dicen "a fulano lo viste mengano", "a Filmus lo viste Kirchner", etc. Saludos.
Maun: claro que nadie lo votó ¿conociste a alguien que haya votado a menem? Ganará el menos peor, los demás primero dirán que hubo fraude, y después aceptarán con dignidad la decisión del pueblo porque quieren seguir en carrera, es una película que ya vimos. Besos.