miércoles, agosto 09, 2006

Los libros de la buena memoria

Dicen que nadie recuerda a quien llega en segundo lugar, y quizás sea cierto. También parece serlo que los grandes recuerdos se producen de a décadas.
El 6 de agosto de 2005 en todo el mundo se habló de Hiroshima, se cumplían 60 años y era una fecha para homenajear. Hace unos días se cumplieron 61 años y ya no es noticiable.
El 9 de agosto de 1945 destruyeron Nagasaky, pero no hubo siquiera homenajes en sus seis décadas. Fueron los segundos, ya no era primicia. Sin embargo Nagasaky pone más al descubierto el plan de EEUU que Hiroshima.
La historia dice que la destrucción de ambas ciudades fue un acto de caridad, ya que de ese modo se evitaron miles de muertes de soldados de ambos bandos. Más se hubieran evitado sin guerra, pero es un pensamiento infantil.
La Historia, para variar, se olvida de la realidad. Usa el mismo criterio con el que hoy Bush dice que Irak fue liberado.
En Hiroshima murieron instantáneamente más de 100 mil habitantes, luego la cifra superó el millón por los efectos de la radiación. En Nagasaky en cambio fue más leve, apenas si murieron unas 75 mil personas, y no se registran más de 500 mil por sus consecuencias directas. La razón es simple, en Hiroshima probaron la bomba de uranio, en cambio en Nagasaky la de plutonio, más benigna.
Dice la Historia cuando se la interroga que Nagasaky fue necesaria porque aún después de la destrucción de Hiroshima los japoneses no se rendían. Pero no responde cuando se le pone enfrente la orden firmada por ese digno antecesor de Bush que fue Truman el 3 de agosto ordenando dos bombardeos, en Hiroshima, Niigata, Nagasaky o Kokura. El perverso bingo que llaman "condiciones favorables" determinó que los habitantes de Niigata y Kokura observasen la masacre desde lejos. Sólo una azarosa cruz en un punto del mapa.
La Historia tampoco responde cuando se le pregunta por qué bombardear ciudades si el plan era sólo mostrar poderío, bastaba con reducir a cenizas una zona deshabitada para que quede claro, pero no era esa la idea sino destruir a todo ser vivo en varios km a la redonda. No lo lograron, las cucarachas sobrevivieron.
También nos dice la Historia que había que vengar el "sorpresivo" ataque al objetivo militar en Pearl Harbour con el asesinato de millones de civiles. Sin ningún simbolismo, el punto exacto de la detonación, a la altura justa para lograr el mayor efecto destructivo, fue una escuela primaria.
Nagasaky se produce cuando la rendición japonesa ya estaba sobre la mesa, como consecuencia no de la bomba atómica sino de los más de un millón de soldados de la URSS de Stalin que ocuparon Manchuria antes del asesinato de esos 75 mil civiles japoneses que pudo evitarse con una palabra.
Nagasaky no fue necesaria para que Hirohito se rindiese, sino para que Stalin dejase de avanzar sobre Europa.
Pasaron 61 años, una ráfaga en parámetros históricos, pasó la Guerra Fría, Corea, Vietnam, Cuba, Mao, las dictaduras en América, la caída del Muro, Malvinas, el Golfo, quedaron atrás Mussolini, Franco, Hitler, Stalin, Roosevelt, Galtieri, Churchill, Thatcher, Sharon...
Hoy la sombra de las masacres de Hiroshima y Nagasaky le da a quienes las produjeron la excusa para continuar sometiendo a ese mundo que los amenaza.
Entretanto para algunos la vida continúa y de diez en diez vamos perfeccionando homenajes. Nadie podrá decir que no tuvimos memoria cuando se largue a llover.

10 comentarios:

NYC TAXI SHOTS

.

Emilio

La Unión Soviética había arrancado al Japón imperial un Pacto de No Agresión después de la contundente victoria de Khalil Gol en Mongolia. Por allí sirvió, y le cupo gran parte del mérito en el triunfo, el general Zhukov. Luego de formada la alianza anglo-soviética, Stalin se comprometió secretamente con Roosevelt a atacar al ejercito imperial desde Siberia meses después de que la guerra terminase en Europa. Cumplió su palabra, y el Ejercito Rojo embolsó a más de un millón de soldados nipones en una maniobra brillante. Los así capturados eran lo mejor del ejército japonés. Muchos opinan, como tú bien recuerdas, que las bombas fueron un mensaje para el Tío José de parte de Truman, a quien muchas cosas separaban de su antecesor FDR. La derrota del Japón estaba descontada desde el día en que pierden el ejército de Manchukuo, Su capacidad de resistencia y su moral estaba substancialmente mermada después de tantas derrotas y tantos años de guerra. Quizás tan cruel como el uso de la bomba atómica haya sido el bombardeo estratégico sobre la población civil de las ciudades japonesas, y también alemanas. Es curioso que los poderes que hoy quieren impedir que naciones soberanas se doten de armas nucleares sean los que más de estos ingenios destructivos tengan y los únicos que, hasta ahora, las hayan utilizado, precisamente contra población civil indefensa.

Marcos Bauzá

Hoy algunos gobernantes y algunos grupos hablan de modo irresponsable de la utilización de armas nucleares para solucionar conflictos.

Hoy existe un inmenso arsenal atómico que alcanza a más de 30.000 bombas atómicas que hasta se puede portarse una bomba nuclear 10 veces más poderosa que las que asesinaron a los habitantes de Hiroshima y Nagasaki en un maletín.

Hoy nosotros la gente común debemos usar nuestra voz para elevar un pedido por la paz y el desarme nuclear a quienes tienen el poder de construir la paz para que pongan fin al armamentismo nuclear y convencional.

Hoy es nuestro tiempo, defendamos el presente para que exista futuro!

El Mono Sapiens

La paz no es un buen negocio. A menos que las palomas empiecen a cotizar en bolsa.

pálpitos

gracias por ser memoria y recuerdo de lo que hicimos, no dejaremos de repetirlo, pero al menos no podremos decir que no lo sabiamos, no nos presentaremos como inocentes...

Cinzcéu

Las grandes masacres bélicas -y otras menores- suelen ser demostraciones de poder político. Bombardear una zona deshabitada exhibe apenas poder de fuego pero no la decisión política de asesinar a 75 mil de un plumazo. Una paz relativa -ya que la Paz es utópica-, por lo tanto, no puede depender de pedidos a este poder sino de su derrota y abolición.

vitore

Parece que hoy han llegado a un acuerdo de dejar de bombardearse Israel y Libano. Tampoco nadie recordará esta fecha aunque fuesen los últimos bombardeos de la Historia.

Besos.

Marcos Bauzá

La paz duradera es utópica, pero sobre todo necesaria.

En estos tiempos es importante ver como tratamos a los demás, para revertir la violencia creciente en el mundo que nos rodea que es donde podemos influenciar.

Grismar

nyc: extraño comentario el tuyo ¿es un punto final? ¿es incapacidad? ¿es que no hay nada que decir? ¿o es simplemente entrar en blogs al azar para dejar el link al propio sin siquiera leer lo que allí se dice?
Emilio: el pacto entre Roosevelt y Stalin provocó no pocas corridas internas, y que lo acusen, entre otras cosas, de senil. Aunque la Historia se encarga de obviar esa parte.
Marcos: no hoy, desde los 40, desde Hiroshima, Nagasaky y la Guerra Fría, es la mejor excusa de quienes quieren ser los únicos con la capacidad de destruir a otros.
Mono: más conozco a la gente, más quiero a los monos.
Pálpitos: podremos decir que lo sabíamos, que lo vimos venir, que no fuimos inocentes, que no fuimos culpables, podremos decir, nada más.
Cinzcéu: sin duda, con el poder no se discute, no se transa, no se acuerda.
Vitore: parece que llegaron a un acuerdo, miles de muertos después acuerdan una tregua, pero Israel no se movió de su posición y sigue ocupando el sur del Líbano "por seguridad". Todo está como estaba.
Marcos: "Violencia es mentir" cantaba el Indio Solari. La "paz" hoy se basa en mentiras, es estratégica, no le importa la paz en sí misma. Habría que comenzar por desarticular esa inmensa mentira.
Besos a todos.

pálpitos

Decir, recordar, no olvidar hace ser y ello no no lo podrán quitar...
seremos para que otros puedan ser, entender... y seguir...