jueves, agosto 31, 2006

Haga patria, lea Clarín

Lo primero que escuché en el día de ayer fue Radio Continental y su síntesis de noticias. Aún no muy despierto -menos que lo habitual durante la vigilia- me informé que alumnos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) han denunciado la difusión de expresiones antisemitas al interior de esa alta casa de estudios. Me dormí un poquito más hasta ser sacudido por la entrevista que Rolando Hanglin mantenía con un militante estudiantil del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) alrededor del mismo tema. El activista manifestaba su posición política y Hanglin lo descalificaba con breves y reticentes preguntas que sonaban como veladas y jodidas afirmaciones.
Sin entender muy bien de qué hablaban, me levanté, encendí el televisor y sintonicé el canal periodístico Todo Noticias (TN) en el cual también se abordaba el tópico. Desde una sede de la UBA, la movilera repetía más o menos lo mismo acerca de un supuesto brote antisemita mientras la cámara recorría unos afiches del MST y del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) que, matices al margen, levantan las mismas consignas; se detuvo sobre uno de ellos que dice: "Fuera Israel del Líbano y Palestina". La cobertura era tan superficial y la información tan escasa que tampoco comprendí qué se hablaba.
Horas más tarde cayó en mis manos un ejemplar de Clarín, el gran diario argentino. La noticia amerita un título en su primera plana: "Denuncian episodios antijudíos en la UBA". El encabezado remite a la página 31 que sin plus alguno de creatividad titula: "Denuncian episodios antijudíos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA". Ilustra la fotografía de otro afiche que dice: "Paremos la agresión nazi de Israel al Líbano y Palestina" y lleva la firma conjunta del Partido Comunista Revolucionario (PCR) y la JCR, su rama juvenil.
Según Clarín, la noticia es básicamente la siguiente: un grupo de estudiantes y ex estudiantes elevó una nota al decano y otra a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) en repudio a "la aparición de carteles y pintadas antisemitas y antisionistas", por cierto dos categorías distintas. El único ejemplo que Clarín reproduce refiere a un grafitti: "'Judíos invasores, matemos judíos, hacé patria' en la pared del aula 130 (al lado de la puerta de entrada)". Consigna antigua y típica de la extrema derecha vernácula, ocasionalmente agitada contra otros colectivos: obreros, zurdos, estudiantes. Todo porteño ha leído alguna vez esas cobardes apologías del homicidio que suelen ser apócrifas y, en todo caso, nunca han llevado la firma de agrupaciones de izquierda.
Del segundo caso referido parece no haber registro pues se trataría de las expresiones verbales de un sacerdote católico, Atanasios Salhani, en ocasión de la mesa redonda "La destrucción de El Líbano: Derecho, Derecho Internacional, Derechos Humanos". El cura habría dicho: "El judaísmo no es enemigo de la Iglesia, es enemigo de la vida" y más tarde lo habría negado a medias o algo así.
Los firmantes de la denuncia pidieron a Clarín "figurar en medios públicos como organización anónima por cuestiones de seguridad"; puedo entender la opción individual del anonimato por ésas u otras razones pero el concepto mismo de "organización anónima" me sume en la mayor perplejidad.
He llegado a mi casa y rastreado la noticia en la web. Las pintadas por un lado y la mesa redonda por otro, son denunciadas en notas distintas de fechas distintas; me pregunto si Clarín tendrá dificultades de acceso a la información mayores que las mías ya que encontré ambas en escaso minuto y, claro, en medios públicos.
En rigor, quienes permanecen anónimos son los firmantes de una de ellas: un puñado de Ariel V., María F. y otros nombres así de específicos que suscriben -Clarín no lo dice- como Comunidad Judía de la Facultad de Filosofía y Letras (CJFFYL) y Prensa Judía difunde como cable de la Agencia Judía de Noticias (AJN). La otra carta fue enviada a Radio Jai, La Radio Judía de Latinoamérica por la CJFFYL y denuncia lo ocurrido en la mencionada mesa redonda. Resulta curioso que su redacción oscile entre las primeras personas del singular y del plural y se base en un único testimonio de "la chica que nos comunicó todo esto".
Ambas cartas -muy en especial la primera- son una reverenda mierda, no voy a enlazarlas aquí por razones obvias y tampoco voy a polemizar con ellas porque con el fascismo no se discute, se lo combate.
Sí quiero referirme a la curiosa agenda de Radio Continental, TN y Clarín que corren a cubrir -nunca más justo el verbo- cualquier cosa con un tono serio y grave que no pueden sostener con un mínimo de información. Y a sus líneas editoriales que consisten en hacerse eco de denuncias más o menos anónimas basadas a su vez en la declaración de "la chica que nos comunicó todo esto". Y a esa nada sutil operación semiótica de ilustrar con afiches de una izquierda opuesta a la política racista, terrorista y genocida del Estado de Israel, la fresca primicia de que en una pared de un edificio público ha aparecido otro grafitti de la más rancia derecha nazifascista.
Justo en el momento en que en Líbano, en Palestina, no para de llover.

10 comentarios:

Emilio

Claro, igualan a los movimientos de izquierda que denuncian la agresión sionista a la extrema derecha y sus tradicionales consignas. Con ello quitan legitimidad a los primeros, y además les imputan un execrable antisemitismo del que sólo ellas, las derechas, las instituciones tradicionales, han sido responsables durante miles de años. Recuerda que Bush se define como un Presidente en guerra, como lo fue FDR.

Grismar

Escuché ayer a un comentarista radial que decía que en el acto "por seguridad" de Blumberg, y antes de la música del fachito mercenario Diego Torres se escuchó en los parlantes, "por error" una versión de "Hasta siempre, comandante". Sin palabras. (¿qué decías de operaciones semióticas?). Un beso.

Emilio

Mi pésame por la derrota de Argentina en el mundial de basket. ¡Un partido muy emocionante!

vitore

Cuando dicen que la prensa es el cuarto poder por algo será. Siempre empeñados en dirigir nustro pensamiento, en hacernos ver lo que no es tan obvio. Como broma, yo suelo hojear las portadas de los periódicos españoles El País y La Razón. Aunque la noticia sea la misma, parece distinta, aunque casi nunca imparcial. Saludos desde acá.

mixtu

... e no para de llover...
excelente
abrazos

maun

Escuché Radio Continental, no me gustó, y a decir verdad no hay radio que me guste (seré yo??) en cuanto a los diarios, que solo puedo leer online, tampoco hay alguno que me resulte muy interesante. Ahora que sabemos lo que no le gusta Cinzcéu, porque no nos recomienda algo que valga la pena??
Saludosss!!

Cinzcéu

Emilio: Así es, ¿qué más decir?
Grismar: ¿"Hasta siempre, comandante"? ¿No habrán querido poner "Hasta la vista, baby" (Terminator dixit)?. Un beso.
Vitore: Siempre dos noticias en dos diarios son distintas y no creo que pueda haber "imparcialidad". Es que ahora tampoco parece haber es "información"... Saludos hacia allá.
Mixtu: A chuva nao para... Saludos.
Maun: Lo interesante es una deidad pagana que está en todas partes. Vale la pena leer Clarín aunque más no sea para observar estas perlitas. Saludos.

El País Bananero

Ciertamente es un tema polémico (¡cuando no Cinzcéu...!). Cada vez que se critica las posiciones fascistas de los gobernantes de Israel, se contraataca con la acusación de antisemitismo discriminatorio. Sabemos que se trata de un pueblo perseguido, pero poco nos informan de los miles de israelitas que se oponen activamente a la actitud imperialista y militarista de su propio gobierno. Sé que ya forman un movimiento antisionista y llevan un nombre que ya no recuerdo. Los diarios argentinos, sobre todo aquellos de grandes dimensiones, siguen siendo muy útiles a la hora de envolver huevos. Con la televisión se hace un poco más complicado; para los huevos...

damaris

cuidado con lo diario!, dijo tom lupo una vez, hace mucho y no se equivocaba

Cinzcéu

País Bananero (Mono para los amigos): La única polémica al respecto la instala el sionismo y su Estado militar que asesina árabes "usando" de manera vil y rastrera a millones de judíos masacrados el siglo pasado. La categoría de "pueblo perseguido" es mítica: los hebreos han sido perseguidos y han perseguido, como casi todos en este wonderful world. Habría que preguntar a un palestino cuál es su concepto de "pueblo perseguido". Un abrazo.
Damaris: Los diarios no son peligrosos mientras sólo se los lea y use para envolver huevos. Saludos.