jueves, marzo 09, 2006

Mother

Ayer recibí saludos y felicitaciones aquí y allá. No tenía idea de qué se trataba hasta que alguien me lo recordó: Día internacional de la mujer. Comprendí entonces que me estaban felicitando por serlo, cosa un tanto extraña ya que no es algo que me haya costado mucho lograr, es quizás la mayor satisfacción que he tenido sin esfuerzo. Claro que no les ocurrió que ya que nos estaban regalando un día por ser más de la mitad de la especie humana también podrían habernos ofrendado un feriado, así que cansada como estaba después de un típico día laboral decidí aceptar los saludos con una sonrisa y dejarlo pasar, con mi mala suerte para los enfrentamientos si llegaba a decir algo seguro que me topaba con una feminista. Así que sonreí y me callé, no daba para ponerme a hablar de incoherencias, cupos y demás.
Llegué a mi casa y me puse a recorrer los diarios que suelo leer. Linkeando me topé con una noticia de la semana pasada que me atrajo: "Eligieron en New York a la Madre del Año 2006". Mientras mi PC decidía abrir la página con cierta reticencia me pregunté de quién se trataría.
¿Sería la madre irakí que fue mutilada y perdió una pierna después de proteger a sus hijos con su cuerpo del ataque yanqui a la ciudad de Amarah? Seguramente no, no se puede nombrar a una irakí.
¿Quizás la madre que estuvo dos días aferrada a un árbol en Nueva Orleans cuando arrasó el Katrina, sosteniendo a sus hijos de 16 y 2 meses, hasta que fue socorrida? Tampoco, difícil, es negra de clase baja.
¿Por qué no pensar como patriota? En una de esas fue la madre que en Catamarca recorrió más de 15 km a pie cargando a su hija de 5 años, inconciente por la patada de un caballo, hasta llegar a un hospital donde pudieron salvarla. ¿Catamarca? mejor lo descartaba.
Pero estaba la versión yanqui de un hecho similar, la madre que recorrió casi 10 km con su hijo de 8 años en pleno desierto californiano después de la caída de la avioneta en la cual se trasladaban. Esa podría ser, era rubia, yanqui.
La página abrió al fin y develé el misterio: Carolina Herrera.
¿Quién es Carolina Herrera? me pregunté sintiéndome en el súmmum de la ignorancia. Corrí a Google: El nombre de Carolina Herrera es Maria Carolina Josefina Pacanins y Niño. Nació el 8 de enero de 1939. Su padre fue gobernador de Caracas, Venezuela y ministro de políticas extranjeras dos veces. De familia rica y parte de la aristocracia tradicional de América Latina. Su abuela y madre viajaron a París para ordenar toda su ropa y a los 13 años, junto a su abuela, viajó a París para su primera exposición de ropa. En 1957 se casó con su primer esposo, y tuvo dos hijas. En 1968, se casó con Reinaldo Herrera, un gran rico de Caracas. Con sus cuatro hijas viven en la residencia Herrera, una casa de 165 cuartos, llamada "La Vega", construida en 1590. Algunos de sus clientes famosos fueron Estee Lauder y Jacqueline Kennedy Onassis. Su éxito fue aún mayor después de diseñar el vestido de boda para Carolina Kennedy. Su compañía tiene un valor de U$S 20 millones" (dato de 1994).
No pude evitar preguntarme qué habrá hecho esta pobre mujer para merecer ser nombrada Madre del Año, y me enteré: "La asociación informó en un comunicado que la diseñadora se hizo acreedora del premio por su constante compromiso con sus cuatro hijas, Mercedes, Ana Luisa, Carolina y Patricia, pese a lo cargado de su agenda internacional". (...)
No puedo imaginar lo sufrida que ha de ser la vida de esa madre. ¿Tendrá alguna relevancia destacar que sus niñas superan los 30 años y que la benjamina hace unos cuantos que es socia de la compañía? No, claro, yo soy una detallista.
Después comprendí un poco más, la presidencia de la American Cancer Society, que es quien otorga el galardón, está ocupada por la primera lady, Laura Bush.
Tener un día especial por mi sexo ya me resulta un tanto desagradable, pero saber que lo comparto con esa clase de mujeres, la ganadora y las que la eligieron, me pone de decidido mal humor. De hecho compartir el mismo planeta con esa gente, sea del sexo que sea, me pone de muy mal humor. Esperemos que sepa diseñar pilotos fashion para cuando les empiece a llover.

16 comentarios:

pálpitos

ellos seguirán dormidos en sus cuentas corrientes de seguridad, planearan vender la vida, y la muerte y la paz - le pongo diez metros en comodos plazos de felicidad-; pero tu y yo sabemos que hay señales que anuncian que la siesta se acaba, que la siesta se acaba, QUE HAY QUE DOLER DE LA VIDA HASTA CREER, QUE tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover, que tiene que llover a cantaros...

Cobre

Yo diría q la madre del año 2006... es la mía!, q todos los días desde q tenía 8 años se levanta y trabaja, quiere sin esperar nada a cambio de todo lo q da, le cuesta un huevo llegar a fin de mes, es luchadora, tenaz, maravillosa y se desvive pq todos a los q quiere seamos felices.

O cualquier madre de cualquier lugar remoto de áfrica q ve como sus hijos se mueren pq no tienen nada q comer y no puede hacer nada por remediarlo.

O la madre de aquella familia de irak (cualquier familia) a la q los yankis le han matado a sus hijos y sigue siendo madre, desgraciada para toda la vida, sin hijos, y sin vestidos de alta costura..

O la tuya.

Esa tal carolina definitivamente NO.

Un saludo

Emilio

La madre del año debería ser posh Vctoria Adams Beckam que cuando su maridito se compró un Porche último modelo de serie limitada ella le encargó a la fábrica una réplica para niños valorada en 36.000 euros. Era para su nene. Esta madre se lo merece, ya se ve que no se lo gasta todo en trapitos. Aunque cuando llegó a Madrid se hacía abrir las casas de moda fuera de horario en exclusiva para ella. Nadie es perfecto.

maun

Ya de por sí, el hecho de elegir un día para las mujeres, una día para las madres, una madre del año..un premio nobel de..., siempre con el criterio del que lo elige y los demás solo miramos, me causa rechazo, pero si encima se eligen entre ellas como Laura Bush (the last lady) y C. Herrera ya me resulta repugnante. (no creo que sean de las que encargan paraguas en lo de Pasotti, ellas se lo pierden)
Saludos!!

vitore

Con noticias como éstas (y otras por el estilo) es cuando uno saca su lado pesimista y dice que el Primer Mundo es una vergüenza y un fracaso y una farsa y un asco. ¡Vivan las madres anónimas!.

mixtu

o dia internacional da mulher respeito pelo acontecimento histórico que se celebra, só por isso.
besitos e abrazos de portugal

Gaby

Hola Grismar
Confieso que tu post me resultó tragicómico...hasta me largué una carcajada imaginando a la destacada madre y mujer en su ámbito comparándola con mi vida como mujer y madre...por supuesto, nada que comparar, ni un punto en el que cruzar nuestros caminos.
Pregunto: Qué habrá pasado con el recuerdo de las 129 operarias que murieron un 8 de marzo y por las cuales se conmemora el día???????
En fín...El mundo da para todo
Abrazo cordobés

Grismar

Pálpitos: que va a llover, va a llover, de eso no tengo ninguna duda.
Cobre: no seas así, pobre Carolina, con lo difícil que le debe haber sido conseguir babysitter bien vestidas.
Emilio: eso de hacer que abran las casas de modas para ella fue pura envidia de la Beckam, seguro que no le compró nada a Carolina.
Maun: creo que llegó el momento en el que debemos charlar seriamente compartir lo que te paga Pasotti, y hasta darle un porcentaje a Cinzcéu aunque sea hombre.
Vitore: no sé si ese es el lado pesimista, yo lo llamo realista.
Mixtu: las trabajadoras de la Cotton asesinadas tienen todo mi respeto, pero fue una lucha obrera. A nadie se le ocurriría instaurar el Día del Hombre ante cualquiera de los tantos ejemplos de represión a obreros varones. Igualdad no significa marcar la diferencia, sino que deje de existir. Esas obreras (entre otros reclamos) luchaban por que se les permita formar parte del sindicato, o sea, por no ser discriminadas por ser mujeres, por ser iguales, y no creo que se las respete honrándolas en aquello que ellas no deseaban, sino lo contrario.
Gaby: tené fe, en una de esas te ganás la lotería, entrás en el mundo fashion y te convertís en una madre digna de ser premiada.

Cinzcéu

El día de la mujer es una de las cosas más aberrantes de las muchas que se han inventado y como bien respondiste, Grismar, disuelve el hecho político que habilitó su inscripción en el santoral contemporáneo.
Sobre la Bush, la Herrera y su puto premio no tengo más palabras que las ya dichas pero quiero hacer mías las muy precisas de Vitore (vergüenza, fracaso, farsa y asco) y extenderlas más allá del Primer Mundo.

Grismar

Cinzcéu: ¿un Pasotti?

El Mono Sapiens

Mi mamá me ama... ¿Parará papá? ¡Parará tachín!

Grismar

Mono: en ciertos ámbitos no se dice "parará papá", sino "pagará papá".
(debo decirlo: eso de culo pa arriba y silbando Vangelis me tentó de tal modo que mis vecinos casi llaman al 911)

El Mono

Bueno, bueno... A lo mejor a los vecinos les gusta más que silbes algo de la Electric Light Orchestra. Cada uno con sus gustos...

Grismar

Mono: sólo fue una crisis de risa, mis vecinos saben que si intento silbar Vangelis me sale Emerson, Lake y hasta Palmer.

El Tucán

¡Vamos Grismar entuavía!

Grismar

Estimado Tucán, un honor leerlo por estos lares.