miércoles, enero 18, 2006

Residencia en la tierra

Estamos acostumbrados a hablar de países como si fuesen cosas existentes. Que Francia no permitirá, que Siria ha declarado, que Brasil ésto y que Argelia lo otro. Para colmo los asientos en la Asamblea General de la ONU o las bolillas en el sorteo de un Mundial sugieren cierta equivalencia, cierta comparabilidad entre ellos. Así nos parece natural que Alemania juegue al fútbol contra San Marino o que Nauru y Tuvalú sean miembros de algo más que una sociedad de fomento interisleño.
Hace ya muchos años que John Lennon proponía "Imagine there's no countries, it isn't hard to do, nothing to kill or die for and no religion too" y La Polla Records afirmaba "Un país es un invento, un país es una estafa, un país es algo para lo que nadie me ha pedido mi opinión". Pues a decir verdad, a mí tampoco me han consultado.
Ahora bien, si los países son medios de organización política de la sociedad y la sociedad es el conjunto cooperativo de los seres humanos, habría que preguntarse dónde están esos seres humanos que ameritan tanto lenguaje acerca de países y naciones. Y si bien no es novedad, digámoslo: están casi todos en el sudeste asiático.
Claro que nosotros, occidentales y probablemente tan etnocentristas como cualquier oriental, en nuestra vida cotidiana no solemos ver mucho más allá de nuestras fronteras a veces nacionales y siempre culturales. Para muchos de este lado del planeta, el Asia es un continente exótico habitado por los turcos hasta algún punto incierto en el cual empiezan los chinos.
En estos días encontré unas tablas demográficas de la población mundial y debo reconocer que, junto con los mapas, los cuadros estadísticos son mi debilidad. Allí aprendí que en Europa hay unas islitas Jersey, Guernsey y Isle of Man con estatuto de algo así como Estados. Entre otras cosas la demografía permite responder preguntas tontas como, por ejemplo, ¿cuántos países albergan al menos al 1% de la humanidad? Uno por ciento no es tanto y, sin embargo, tres potencias europeas como el Reino Unido, Francia e Italia quedan a las puertas.
En Europa, sólo Rusia -de Moscú a Vladivostok que ya no es Europa pero, en fin, no tengo acceso al censo ruso por regiones- (2.3%) y Alemania (1.3%) alcanzan la marca, en ambos casos con proyección futura a la baja en valores absolutos y, con mayor razón, relativos. En América sólo Estados Unidos (4.6%), Brasil (2.9%) y México (1.7%); en África, Nigeria (2.1%), Egipto (1.2%) y Etiopía (1.1%) y en Asia Menor y Central, Turquía (1.1%) e Irán (1.1%). Pero desde allí hacia el Este hay unos cuantos países más que superan -varios con creces- el 1% cada uno: China (21.0%), India (16.6%), Indonesia (3.7%), Pakistán (2.4%), Bangladesh (2.2%), Japón (2.0%), Filipinas (1.3%), Vietnam (1.3%) y Tailandia (1.0%).
Todos los habitantes de América, desde Groenlandia hasta Tierra del Fuego, constituimos el 13,8% de la humanidad; todos los africanos desde el Mediterráneo hasta el Cabo de Buena Esperanza, el 13,5%; todos los europeos desde Islandia hasta Kamtchatka -ya dije que no desglosaré rusos-, el 11,6% y todos los residentes en Oceanía apenas el 0,5%.
El 60,7% restante de la especie vive en Asia, desigualmente distribuido, porque convengamos que no vive tanta gente en los desiertos de Medio Oriente ni en las estepas de Siberia: está casi toda amuchada en un vasto territorio que va de Pakistán a Japón y se extiende al sudeste hasta los confines de Indonesia. En esta región del planeta viven más de 3400 millones de personas, el 55% de la humanidad.


Si se quisiera señalar, a ojo de buen cubero, una suerte de centro geográfico del hábitat contemporáneo de la especie, no rondaría New York, París ni El Cairo sino los alrededores de Rangoon o Bangkok.
Tal vez se comprendan algunas de las razones de esa ficción de países de 10, 15 ó 20 mil habitantes que se sientan junto a la China o a la India a votar no sé qué cosa en un organismo de ficción: porque el día improbable en que decidan las grandes mayorías -y si decidieran con la misma artera necedad con que hoy deciden las minorías- podríamos terminar peregrinando a bañarnos en el Ganges o comiendo arroz blanco con dos palitos.
Si antes, claro, sobre ellos, sobre nosotros, sobre todos, no se largara a llover.

Los datos demográficos han sido elaborados con información de 2002 disponible en U.S. Census Bureau. El planisferio ha sido rediseñado a partir del disponible en Perry-Castañeda Library Map Collection, University of Texas Libraries, The University of Texas at Austin.

14 comentarios:

Masgorellie

Me gustó tu spot, como vivirán los Chinos en el interior de su país, habrá ciudades cómodas, serán felices como nuestros pueblos rurales con sus deficiencias y paz, Los Hindúes, tan fanáticos con una religión que rige todos sus actos, sin tasa ni medida, pienso que estan aislados por que ellos así lo desean, pero, cuando decidan salir al otro lado del mundo, quien los puede contener ?

Cinzcéu

Masgorellie: gracias por la lectura. Los hindúes son el 80% de los indios, el otro 20% adhiere a otras 6 religiones principales y a decenas más: India es el país con más islámicos después de Indonesia. No sé si están aislados -¿cómo nos verán ellos?- pero si deciden salir al otro lado del mundo sólo espero que no vengan todos juntos.

Grismar

Me recordaste una amable charla con una mujer, abogada, hace un tiempo. Había surgido la comparación de densidad de población entre Argentina y Hong Kong, y mencioné algo similar a lo que decís en el post, y esta buena mujer respondió: es que no se trata de cantidad sino de calidad. (No entendí por qué mi respuesta le pareció exagerada, si no fue cuantiosa, sólo expresé la calidad de lo que opiné de su persona)

El Mono Sapiens

Queridos Grismar y Cinzcéu: han sido elegidos y están ustedes oficialmente invitados al juego "Cinco extraños hábitos tuyos", en el que deberán confesar exactamente lo que dice el título, realizando un artículo en su propio blog e invitando al final a otros cinco amigos para que se deschaven. Para enterarse un poco mejor visiten mi blog (si es que logran entrar en La Coctelera, que anda de reforma cibernética).
De todos modos yo pasaré en su momento a pispear sus malas costumbres y manías. Un beso lúdico.

mixtu

uma aula de português:
se fores mulher, dizes: Muito Obrigada, ou, obrigada.
Se fores homem, dizes: obrigado.

mixtu, obrigado pela tua preocupação com a minha saúde, os meus posts sobre a minha ida ao hospital vão continuar...
Um beijo.

vitore

En esas noticias un poco tontas que de vez en cuando aparecen en verano; estación en la que estáis ahora; dijeron que si todos los chinos pegasen un salto a la vez, se produciría un cataclismo; cambiarían el rumbo del planeta y nunca mejor dicho porque iríamos a parar a Marte y el Ecuador sería el nuevo Polo Norte. Que vengan de uno en uno y pregunten por calles y saquen fotos...

Grismar

Mixtu: gracias por tu respuesta, ahora sí: muito obrigada.
(Cinzcéu, perdón por la intromisión, pero Mixtu respondió aquí aquella duda de género)

Cinzcéu

Grismar: Ah, claro, se trata de calidad, al fin de cuentas los asiáticos son muchos pero son nada más que unos asiáticos...
Querido Mono: Agradezco su muy amable invitación pero debo desistir de participar del juego. Espero que interrumpir la cadena no desencadene tormentas ni aguaceros. Mis disculpas y un cordial abrazo.
Mixtu: Eu seu homem, entâo, obrigado.
Vitore: Si todos los chinos pudieran dar un salto conjunto, deberían poder acordar cosas más relevantes y menos riesgosas... Seguís con tu confusión étnica: ¡si sacan fotos son japoneses! Jajajaja.

filomena

Interesantes estos datos. Ahora tendríamos que analizar en términos de valor, cúal es la relación entre chinos, franceses o nigerianos.
En los Organismos internacionales cada país es representado por un voto. Cruzando este dato con los porcentajes de población de cada uno de ellos, podríamos calcular cuanto vale el voto de cada habitante.
Para EEUU la relación estaría dada por 1/4,6 = 0,217 , para China 1/21 = 0,048 y para Francia 1/1 = 1
Sería odioso comparar la razón entre el valor de un chinito y un yanqui, pero es algo así como 0,217/0,048 = 4,52
A eso se habrá referido la abogada?

Masgorellie

Un Chino, un Hindu, un Japones, un Argentino, un Mexicano, un Estadounidense, Ingles, Frances, Aleman, Portugues, Español, Ugandes, Italiano, Koreano todos, absolutamente todos valemos lo mismo uno, todos somos iguales, nadie es mejor o peor que otro, excepto algo patologico, ideas estupidas o racistas.

Cinzcéu

Filomena: Muy interesantes sus razones (en todo sentido). Redondeando, un argentino valdría como 39 chinos y un uruguayo como 385. No somos nada.

Claris

Si es una invasion turistica, bienvenida sea...si se van a quedar y vamos a terminar comiendo arroz, vaya preparando una receta para postear Cinzceu. Como se dira "ablan los palaguas?" en chino??
Saludos!

vitore

cinzcéu: Parece que no soy el único que confunde a chinos con japoneses. En la recientemente estrenada "Memorias de una geisha", las tres actrices que deben interpretar a tres japonesas... ¡son chinas!. Aunque esto no creo que sea una equivocación sino una provocación al laborioso pueblo nipón. Pobrecillos; jaja.

Cinzcéu

Claris: Estaba pensando que "invasión turística" parece un oxímoron porque el turista pasa y el invasor queda. La receta es así: llene de agua una olla grande y agregue 1 Kg. de arroz, deje hervir unos 20', cuele, sirva y coma con palitos.
Vitore: Son licencias del cine... Anthony Quinn ha sido italiano, griego, mexicano y no sé cuántas cosas más y peor Brad Pitt de troyano (de nípón aún no se animaron).