domingo, noviembre 27, 2005

Father & son (& Law)

La nueva ley de mayoría de edad ya está en Diputados, con una apabullante aceptación de la Cámara de Senadores (sólo un voto en contra y 51 a favor). Esta nueva ley determina que la mayoría de edad civil será a los 18 años, y ya no a los 21. Evidentemente cuando a los 18 se les puede dar un arma y mandarlos a combatir, y cuando tienen un enorme porcentaje de incidencia en la elección de quien nos gobierne, que no pudieran decidir cuándo casarse o salir del país sin el consentimiento de mamá y papá era un despropósito y una falta de respeto.
Pero esta ley tiene algunas particularidades, los hombres y mujeres que acceden a su mayoría de edad en una serie de derechos pueden seguir siendo mantenidos por sus padres durante 3 años más, hasta los 21. Y, encima, si deciden estudiar, esos padres extenderán esa obligación hasta los 25. Por supuesto que nadie les pedirá a esos estudiantes que demuestren que están estudiando, y así las instituciones educativas podrán seguir llenándose de quienes sólo concurren para seguir subsidiados.
Tengo un problema de comprensión, no entiendo cómo se puede considerar mayor, adulto, a alguien a quien se le otorgan derechos pero no obligaciones. ¿Qué reciben esos jóvenes a los cuales se les dice "a partir de hoy podés casarte, viajar, sacar créditos, administrar tus bienes, alquilar o comprar propiedades, iniciar negocios y sociedades comerciales, pero eso sí, tus padres te van a seguir bancando"? Seguirás siendo un hijo de mami y papi en cuanto a tu dinero, pero podés hacer lo que quieras con tu vida. Y mamá y papá se verán obligados a bancar tus viajes, tus estudios, tu vida... ¿de qué hablamos?
Algunas voces que apoyan el proyecto son claras. El juez Bossert dice "tienen una independencia de movimiento dentro de las relaciones sociales y económicas que no justifican que estén bajo la guarda y dirección de sus padres". El Director Nacional de la Juventud, Mariano Cascallares, sostiene: "es clave que sean capaces de ejercer sus derechos, de ser dueños de sus vidas".
Leo y digo "sí", pero luego leo un poco más y empiezo a confundirme. No estarán bajo la guarda y dirección de sus padres, perfecto, sólo estarán bajo su manutención. Tienen "independencia dentro de las relaciones económicas", ¿qué significaría? ¿que pueden hacer lo que quieran con la plata que sus padres ganan? ¿qué clase de "dueño de su vida" es aquel que se siente tranquilo de seguir siendo mantenido (pero con derechos de adulto)?. ¿Qué clase de "mensaje" (ya que tanto se habla del mensaje a los jóvenes) se les da cuando se les otorgan plenos derechos sin responsabilidad básica?.
Ya sé, dejarlos sin la protección paterna en cuanto a lo económico implicaría miles de jóvenes en la calle buscando un trabajo que no existe (ésto sostienen los que apoyan el proyecto).
Dejando a un lado que las relaciones entre padres e hijos están signadas por algo más que lo que una ley dispone, si hablamos de adultez, de libertad, de derechos, sin considerar un aspecto fundamental, estamos hablando mal.
Si el aspecto económico en la redacción de la ley está supeditado a una realidad económica debería estarlo en todos sus aspectos. La ley ni siquiera contempla la liberación de los padres en caso de que sus hijos entre los 18 y 21 años tuviesen trabajo, ganasen la lotería o cobrasen una herencia, aún así tienen la obligación de continuar bancándolos (y ellos el derecho a que los banquen y administrar su dinero).
¿Qué pasa con los miles de jóvenes entre los 18 y los 21 que tienen hijos? ¿ese niño estará bajo la guarda de un padre mayor de edad que a su vez está bajo la guarda de un padre mayor de edad? ¿cómo compatibiliza la obligación legal de mantener a ese hijo cuando quien tiene la obligación a su vez tiene el derecho de ser mantenido? ¿la paternidad emancipa a unos y libera a otros?.
Quise conocer un poco la opinión de los beneficiados y recurrí a mis alumnos, un grupo entre 15 y 18 años. La síntesis de esa opinión la encontré en la respuesta de una chica de 17 años: "ésto lo está haciendo gente grande, no sé cómo piensan". Eso me dio un poco de esperanza, al menos muchos de los que aún no son adultos piensan con más responsabilidad. Claro que también estuvo el otro, el que dijo "antes de cumplir 21 me anoto en la facu y zafo 4 años más".
Hasta hoy era común escuchar al adolescente que le decía a sus padres que quería salir y era grande por lo tanto no tenía que dar ninguna explicación, pero antes de salir les pedía plata, y también era un arma común de miles de padres responder que si se consideraban tan adultos se ganasen esa plata. Hoy pueden responderles que la ley los apoya.
Algo no me cierra cuando se les dice a miles que salgan a ejercer sus derechos adultos pero papi les lleva el paraguas por si empieza a llover.

12 comentarios:

Claris

Una ley tipica de gobiernos paternalistas, que sin ir mas lejos mantiene desocupados "mal ocupados", que obliga a padres a mantener a sus hijos "emancipados" y llena los juzgados de juicios a padres divorciados que no mantienen a sus hijos menores que no pueden mantenerse solos. Igual que los padres, el estado deberia dar las herramoentas para que cada uno "trabaje" su propia vida, y no tener que hacer fila en la puerta de la casa del gobernante, padres e hijos para solicitar los unicos paraguas utiles cuando se largue a llover.

azzura

Excelente post Grismar ;) por acá pasa tres cuartos de lo mismo.. y está lloviendo..
un abrazo, ya regresé y os estoy leyendo ;)

Peregrino

Concuerdo con la licenciada. Acá se habla mucho de derechos, pero no se escucha nada de responsabilidades. ¿Por que se relega una tarea tan importante como el manejo de la juventud a un gobierno que se ha desempeñado tan mal, históricamente, en todas otras áreas? No hace falta alguien que pode las ramitas del bonsai, sino que arregle el tema de la raíz, y eso es la educación.
Además... ¿ley? ¿Desde cuándo hace falta una ley para determinar quién es nene de mamá y quién tiene huevos de enfrentar su propia vida? El argentino hará lo que quiera siempre... el problema es hacer lo que debe.

1+

Grismar: Estoy en todo de acuerdo con vos y no tengo respuestas para las preguntas que dejás abiertas.
Confieso que sólo había escuchado la noticia sin profundizar en el tema. A partir de tu post busqué mayor información (fue algo difícil porque parece que esto no es noticia central y queda postergado ante las victorias del Inter y del Villarreal) y lo que encontré no me aclaró demasiado el panorama:
El senador Giustiniani, autor del proyecto, afirma "Hoy, a los 18 años, no se puede sacar el pasaporte para viajar a Uruguay". Habría que aclararles a los legisladores que para ir a un país limítrofe hace falta autorización de los padres pero NO pasaporte.
El ex juez que vos citás comienza declarando "El país no hace otra cosa que seguir una tendencia mundial". Ese argumento es utilizado para casi cualquier tema y, si perdonan la grosería, me rompe soberanamente las pelotas. ¿Por qué no invadimos Bolivia con una excusa indefendible para quedarnos con sus reservas de gas? Es innegable que hay una tendencia mundial en ese sentido.
Finalmente, un psicoanalista docente de posgrado en la UBA opina al ser consultado "Con este proyecto la sociedad le está diciendo [al adolescente] quiero que crezcas, quiero que madures". Este señor puede tener muchos títulos pero es evidente que le falta trabajo de campo. Mi experiencia diaria con adolescentes argentinos (incluso con alguno de casi 30 años y título universitario, porque la adolescencia es más una actitud que otra cosa) dice que siempre buscan aprovechar cualquier oportunidad de conseguir algún beneficio evadiendo responsabilidades y esta ley, si no incluye la autonomía económica, apuntalaría ese objetivo. Sería como darles más derechos a los ciudadanos de 2 años con el fin de enviarles el mensaje subliminal "queremos que dejen de orinarse encima y abandonen los pañales". Me parece que la cosa pasa por otro lado.
Tal vez el comentario más maduro que leí sobre el tema fue el de un joven que responde a una encuesta con otra pregunta: ¿Cuántas personas de entre 18 y 21 años estamos en condiciones REALES de comprar una casa?... Aplausos para él, todo lo demás es secundario.

Cinzcéu

Un comentario lateral pero relacionado, sobre todo, con la mención de Claris: hoy me contaron que hay una sede de una universidad pública en Moreno donde unos carteles advierten a quienes cobran Planes Jefes y Jefas de Hogar que estudiar allí se les reconoce como "contraprestación". Así las cosas, hay gente matriculada en cursos de semiótica, arte y demás yerbas cuyo interés en el tema pasa por perpetuar los miserables u$s 50.- por mes que el Estado les paga. Leyes de emancipación paradójica e infantilización de padres y madres de familia: joya.

Grismar

Claris: de acuerdo, con un detalle: cuando se largue a llover no habrá paraguas que aguante.
Azzura: guelcom bak. Por allá pasa tres cuartos lo que acá porque allá llevan más tiempo perfeccionándose, danos un par de siglos más y estaremos iguales (a ustedes ahora)
Peregrino: es verdad, pero tendríamos primero que arreglar de raíz el sistema educativo, hace agua por todos lados.
1+: la "tendencia mundial" es un poquito sesgada, refiere siempre a la tendencia occidental. Hablar en nombre de la humanidad es parte de lo mismo. Ese psicoanalista puede ser un típico ejemplar de los que estudiaron para ser subsidiados por papá (habría que ver por qué llegó a tener un título, pero ese es otro tema). Cabría preguntarse también cuántos padres de personas entre 18 y 21 años (y toda edad) están en condiciones REALES de bancarlos. Pertinente la grosería, a mí me inflan soberanamente los ovarios.
Cinzcéu: no tan lateral, entre las contraprestaciones y los padres bancándote hasta los 25 la UBA parece ser un laburo tranquilo.

Anónimo

Llegué por error a su blog y por lo que lei, parece ser d gente grande. no entiendo muchas d las cosas k dicen, pero
k padre estando en posibilidades d ayudar no lo haría?
K hijo exigiria por ley algo k su padre no puede?
Yo si me tuviera k basar en la ley tendria 6 años mas de plata paterna y sin embargo hace 2 que trabajo... estoy fuera d la ley o dentro d la realidad?
Para mi esta ley esta tan lejos d todo que no me modifica para nada.
cuando se lo comente a mi viejo, se puso tan triste k
me dio mas pena. Y fui a buscar el paraguas por si se larga. (habia k terminar asi no?) muy bueno su blog

Isa

Un compañerito mío de la escuela secundaria solía predicar: "Vive de tus padres hasta que tus hijos te mantengan"... Quizá ahora es asesor de la Cámara de Senadores.
(Pido perdón por desvirtuar, le voy a decir a mi mamá que me rete...)

Grismar

Anónimo: me encantó eso de llegar al blog "por error". Por lo que decís se infiere que tenés 15 años (o 19 y estudiás), y si hace dos que trabajás debés tener una idea de la vida un poco más completa que muchos de tu edad. Es verdad que casi todos los padres que pueden ayudar a sus hijos lo hacen, pero "ayudar" no necesariamente significa bancarlos económicamente por décadas, sino lo opuesto, enseñarles a bancarse solos es mucho más productivo y de por vida.
Isa: no desvirtúa tanto, ese compañerito hoy debe decir "vive de tus padres hasta que consigas una jubilación de privilegio"

Grismar

Isa: fui poco realista, ese compañerito debe decir: "vive de currar hasta que consigas una jubilación de privilegio".

Cinzcéu

Para mí k s komentario fue kampaña enkubierta d K...

Grismar

Epa, Cinzcéu, sin suspicacias, cualquiera que usa K-D en un discurso tan correcto sintáctica y ortográficamente no puede ser un joven K.