jueves, noviembre 03, 2005

Prensa, semántica y colectivos

Ayer el diario Clarín dedicó el centro de su tapa a los incidentes producidos en la estación ferroviaria de Haedo y sus alrededores. Titula: "Grupos violentos después de la furia de la gente". El copete amplía: "Todo duró cinco horas. Quemaron 15 vagones y la estación de tren, saquearon comercios y sembraron terror en la zona. Había empezado como una reacción exasperada de los usuarios por la interrupción del servicio. Al final, actuaron policías y gendarmes".
Por su parte Télam, la agencia oficial de noticias, informaba: "87 detenidos en los incidentes de Haedo: para el Gobierno fue 'un hecho armado'. El ministro del [sic] Interior habló de 'sabotaje' para que el tren parara y culpó a 'grupos de izquierda y de Quebracho'. Dijo que 'los vecinos no reaccionan de esta manera' por una demora en el servicio. Hubo 16 vagones incendiados junto a la estación y a dos patrulleros. Saquearon las boleterías y negocios de la zona. La empresa asegura que el fuego lo iniciaron activistas que viajaban a la Cumbre de Mar del Plata".
Cinco colectivos que esas dos noticias enuncian: grupos, gente, usuarios, vecinos y activistas. Hay otros, pero me importan éstos.
Según la Real Academia Española de la Lengua, grupo significa una "pluralidad de seres o cosas que forman un conjunto" y gente, una "pluralidad de personas". Bastante semejante si obviamos la posible cosificación comprometida por el primer término. Pero la Real Academia Española de la Lengua, se sabe, vive desactualizada: la lengua la moldea Clarín y grupo implica "malo" mientras que gente implica "bueno" y por lo tanto la furia ("ira exaltada") de la gente es lo opuesto de lo violento ("fuera de su natural estado, situación o modo") de los grupos. ¡A ver si ponéis al día vuestro "español al día", señores eruditos!
Para que se entienda lo que cada término conlleva en su semántica argentina contemporánea, resumo:
-Grupo: Una minoría maquiavélica que oculta sus auténticos intereses, cero espontaneidad, pura maquinación y una condición francamente perversa.
-Gente: Define el buen saber y comprender de la especie humana (con Clarín a su cola). La gente jamás se equivoca, tiene la mejor leche y le asiste siempre la razón.
-Usuarios: Gente que paga por algo, por lo tanto, buenos por naturaleza. Los usuarios controlan y resisten desde la ingenuidad y la simpleza: más que buenos, muy buenos.
-Vecinos: Panes de dios, tiernísimas personas sólo atentas a la paz de sus vidas particulares. Como habría dicho Aníbal Fernández, jamás queman trenes ni estaciones.
-Activistas: El demonio encarnado en una serie de arteros operadores. Un activista es frío, calculador y malvado y merece la cárcel o (en su versión humanista) medicación.
-Cartoneros: Gente excluída que junta mierdas, vive de la basura y merece nuestra compasión. Son buenos pero su miseria puede devenirlos objeto de grupos y activistas.
-Piqueteros: Activistas cuya culpa se halla apenas atemperada por el flagelo de la desocupación. De hecho, los piqueteros son capaces de quemar cualquier cosa: malos.
-Pueblo: Anacronismo por gente. El término suele ser usado por activistas y piqueteros como apelación demagógica y/o máscara de su accionar delictivo.
-Clase media: Designa a la gente como uno: muy buena, buenísima. Limita al sur con los cartoneros y al norte con una suerte de nada.
-Clase obrera: Su búsqueda no ha arrojado ningún resultado: pruebe quitar las comillas o intente con otros términos.
-Lluvia: Lo que viene, lo que viene...

PS: Antes de la lluvia recolecta aportes terminológicos de sus lectores de cara a la extensión de este germen de diccionario. Lectores que, como se sabe, no son buenos sino buenísimos. Por favor, sírvanse remitirlos antes de que se largue a llover.

11 comentarios:

Isa

En el diccionario de sinónimos de la prensa argentina son notables algunas oscilaciones: obreros/ trabajadores/ empleados; representantes gremiales/ gremialistas/ sindicalistas (en orden decreciente y creciente de conflicto, respectivamente).
Agrego un término, pero me manifiesto incapaz de definirlo: manifestantes.

Grismar

-Antecedentes: estigma indicador de culpabilidad del sujeto portador en cualquier hecho en el cual se presente.
-Cliente: gente en situación de consumo. Véase también "clientelismo".
-Clientelismo: consumo de gente.
-Sector: grupo de activistas organizados con fines que siempre atentan contra el bienestar general.
-Militante: individuo por lo general jóven que determina la maldad de cualquier manifestación al quitarle pureza apolítica.
-Asambleísta: vecino conciente y apolítico. En la antigua Argentina 2001 se llamaban a sí mismos "el pueblo".
-Marcha: movilización viciada por sectores, activistas y militantes.
-Movilización: actividad popular benigna hasta que se convierte en marcha.
-Manifestación: actividad popular más benigna que la movilización hasta que se convierte en marcha.
-Manifestante: gente o vecinos que manifiestan disconformidad, de categoría moral incierta determinada por su clasificación adjetiva. Véase también: activista, piquetero, vecino, usuario.
-Izquierda: sector maligno cuyo objetivo es la desestabilización.
-Zurdo: activista desestabilizador.
-Derecha: anacronismo por "Centro"
-Pasado: bloque temporal que comienza con el proceso militar y termina con el gobierno de De la Rua.
-Presente: instante en el que sucede todo aquello que se viene denunciando hace años y que será investigado hasta sus últimas consecuencias.
-Futuro: Véase "lluvia"

el perro

Argentinos: colectivo de identidad nacional que abarca al conjunto de vecinos, gente, usuarios y lectores.

oflodA

Víctima: el que sin comerla ni beberla (y sin siquiera viajar en tren) es testigo de cómo un grupo de "llamalo-vos-como-quieras" le hacen mierda su negocio, lo destrozan, lo saquean, lo amenazan, lo golpean, y la guardia de infantería a 300 metros, observando todo desde lejos y por las dudas.

Ricardo Alberto

No sé si "pueblo" es anacronismo de "gente".
Me parece que los medios construyen al pueblo como un colectivo que (de alguna manera) lucha por algo. Onda "EL pueblo salió a la calle" (por algo o para algo).
En cambio la gente, es la que vive en la luna de Valencia, con la ilusión de la apoliticidad de la realidad en la que está inmersa. Por eso es que casi siempre es "víctima". Porque no se enteró.

ricardo alberto

Más allá de los colectivos, quiero aportar algo acerca de una oposición: espontáneo/organizado.
Cuando hay algún desmán o acontecimmiento similar, pero se lo visualiza o piensa desde lo espontáneo, es como que, en última instancia, está perdonado.
Pero si se avizora una mínima instancia de organización, no se hace esperar la cara de circunstancia de María Laura Santillán o Andino, diciendo con tono grave algo así como: "Todo parecería indicar que se trata de grupos ORGANIZADOS" .Por supuesto, en estos casos, además de organizados, se suma la característica de grupo de la cual, como ya lo mencionó Cinzcéu, nada bueno se puede esperar.

Cinzcéu

Isa: Muy interesante su aporte a la gradación semántica según conflictividad. Extiendo: gremialista / sindicalista /¡activista sindical! (lo más peor).

Grismar: Apabullante lo suyo. Me parece que la marcha tiene un rasgo de previsibilidad que la movilización no siempre. Además hay marchas más que buenas (p.e. de vecinos o de blumbergs)

El Perro: Excelente y riguroso su aporte: grupos y activistas están excluídos porque los argentinos son básicamente espontáneos y buenos.

OflodA: ¿Cómo "llamalo-vos-como-quieras"? si hacen mierda todo son cabales grupos de activistas, siempre...

Ricardo Alberto: Es verdad, ese matiz está. El pueblo es capaz de ir a votar; la gente no se enteró. Respecto de la espontaneidad como valor positivo, ¿qué duda cabe?: cuanto más organizado más cercano al satanismo.

Grismar

Cinzcéu: la marcha y la movilización tienen ese rasgo de previsibilidad (de organización), de ahí lo de "paro y movilización". Sí, lo leí bien, leí su "no siempre", pero en sentido general es la manifestación lo espontáneo (por ende lo bueno) a menos que sea copada por sectores activistas. La marcha es buena siempre que sea de silencio, lo cual me remite a aquello de que el silencio es salud y no me deja un buen sabor.
Ricardo Alberto: es verdad, el pueblo es aquel que lucha por algo, pero su construcción es comodín, pueblo es también el objeto de la lucha,por el pueblo se lucha, o el referente de las bondades de un sistema o partido: "somos el pueblo".

1+

Cinzcéu, en el copete de hoy sobre los incidentes en Mar del Plata aparece una matización del término piquetero que resulta interesante: los que provocaron la violencia esta vez fueron "piqueteros duros", lo que nos lleva a presumir la existencia de "piqueteros blandos" (onda Sugus) que no son tan malos, son sólo indeseables.

Grismar

¿entonces cuando se habla de sindicalistas duros se puede inferir que hay otros masticables e indeseables? ¿no lo son todos? ¿la relación piquetero duro-mano dura es directamente proporcional?

Cinzcéu

Los "piqueteros blandos" (vulgo Sugus) son dulces y vienen con la cara de un simpático negrito.
Los "piqueteros duros" (vulgo 1/2 hora) en sólo 30 minutos te destrozan toda la dentadura.