domingo, octubre 09, 2005

La prensa de dios lleva póster central

A las 7 a.m admití que ya estaba despierta, un domingo y habiéndome acostado a las 5 a.m, no tenía mucho sentido. Pero el hecho es que estaba despierta, inevitablemente despierta y sin posibilidades, por lo tanto me levanté a leer los diarios (online).
"Veinte mil muertos por terremoto en Pakistán" fue lo primero que llegó a mí, y muy detrás de la angustia descubrí que no había asombro, una lectura de los últimos meses permitía inferir y predecir el movimiento del planeta en algún lugar. Encendí por inercia el televisor buscando más información, pero no encontré, sólo menciones aisladas en uno u otro canal. TN lo consideró en 2do lugar en sus Títulos, detrás de la seguridad para la cumbre (horas después lo trasladó al 5to lugar), CNN estaba ocupada con el precio del petróleo post Katrina, Crónica había encontrado el choque nuestro de cada día. No es algo novedoso, no se trata de muertos VIP, no ameritan cobertura permanente, ni programas especiales, ni entrevistas a geólogos que expliquen por qué la Tierra sigue sacudiéndonos como pulgas indeseables. Y sinceramente no quería ver nada de eso. Sólo quería tener una idea concreta de la magnitud, y no encontré siquiera expertos explicando que EEUU se negó a firmar el protocolo de Kioto, si hay algún argentino en el hecho o las condolencias de Ratzinger (las cuales llegaron luego, un bloque condolido por los muertos en el terremoto asiático y en las inundaciones en centroamérica, dos condolencias al precio de una es negocio).
El 26 de diciembre de 2004 un tsumani arrasó las costas de Asia, más de medio millón de víctimas. La cobertura periodística de ese hecho fue apenas un 10% de lo que lo fue poco después por el incendio de Cromagnon. El 1 de septiembre de 2005 cientos murieron en Bagdad por una avalancha humana y caída de un puente, la cobertura fue apenas un 1% de la que merecieron las víctimas de Katrina. El mundo se detuvo en tres ocasiones: 11 de septiembre de 2001, 11 de marzo de 2004 y 7 de julio de 2005. Que la suma de las víctimas de esos 3 hechos no alcancen a superar las de la invasión a Irak no tiene importancia, la cobertura del ataque a Bagdad fue limpia, distante, aséptica, como debe ser un acto de justicia. Unos cuantos miles de muertos en Pakistán o Cachemira no califican.
Dijo Blair a los medios que dedicaron 48 horas ininterrumpidas al atentado en Londres: "es un ataque a las naciones civilizadas", y bien sabemos que nuestros objetivos, imparciales, independientes y occidentales medios son civilizados.

5 comentarios:

Cinzcéu

En el mismo sentido, un detalle. Las víctimas noticiables suelen tener la precisión del 37, el 193 o el 315; las otras se diluyen en un dato al voleo, entre 20 y 30 mil, más de 100 mil, cerca de medio millón. Así mientras el conteo de los marines muertos es de uno en uno, el de los iraquíes caídos se estima por millares, al menos en este hemisferio mediático.

chamuyo

Por estas injusticias mediaticas, no suelo encontrar una postura políticamente correcta frente a los atentados.
Entré a los foros de clarín, el día de los estallidos en Londres, y pude ver una cierta paradoja entre la cobertura del periódico y las lecturas producidas en los foros.
Mientras que en el cuerpo del diario todo el mundo se lamentaba por los sucesos, en el foro la gran mayoría citaba el dicho popular “el que siembra vientos, cosecha tempestades”. A grandes injusticias, pequeñas revanchas. Si, pero algo, es algo.

Grismar

Yo no encuentro porque ya no busco, Chamuyo. La última vez que recuerdo haber tenido una postura políticamente correcta fue cuando Estudiantes de L.P. salió Campeón del mundo en 1968 y mi mamá me pintó la cara de rojo y blanco (sin entrar en detalles del significado de "políticamente correcto", que da para otro post).
El día del atentado en EEUU pasó algo similar a lo que contás, pero cuando Hebe dijo públicamente que se alegraba todos saltaron(mos). Complicado tema.
Un torturador no se redime suicidándose, pero algo es algo (Benedetti dixit), el problema surge cuando matás al hijo o al perro del torturador (o el mismo torturador "los suicida" para tener excusas).

Don físico

Citando a Grismar ("....una postura políticamente correcta fue cuando Estudiantes de L.P. salió Campeón del mundo en 1968 y mi mamá me pintó la cara de rojo y blanco") y en tono de broma diré que esa actitud supuestamente políticamente correcta sería en todo caso para los hinchas de Estudiantes, no creo que los hinchas del lobo piensen lo mismo, jejej. Hablando en serio quiero decir que en mi caso soy un ser pacifista que odia al terrorismo de cualquier clase. Lo que hace Estados Unidos con su política exterior está mal y es terrorista y lo que hicieron en las torres tambien está mal. En resumen: no me gusto la actitud de Hebe. Un terrorismo no justifica el otro. Podría hacer largas explicaciones sobre esto pero me parece que no da. Coincido con el blog de que las coberturas periodísticas están mal hechas en el sentido de que le dan mas importancia unos hechos que otros.

Cinzcéu

Si lo que da más importancia a unos hechos que a otros está mal hecho, estamos condenados a hacer todo mal.