lunes, octubre 24, 2005

No hay más patria que la infancia

Desde hace tiempo, cuando concurro a simular mi sufragio, recolecto una boleta de cada partido y las meto al bolsillo. En general llego a mi casa, las desparramo sobre la mesa, las observo un buen rato, descubro viejos conocidos mediáticos y no mediáticos o antiguos imputados por delitos comunes -siempre hay alguno-, las organizo de izquierda a derecha en términos de política, me divierto como un niño frente a sus figuritas y después las tiro a la mierda.
Esta vez son 32 listas de candidatos a diputados nacionales y 42 a legisladores de la Ciudad de Buenos Aires. Demasiadas. Según el afiche que siempre cuelga en los comicios, lo que hago está penado con uno a tres años de prisión. Si esto sigue así, el día que me detengan cargaré con tal volumen de papel que no voy a poder alegar "uso personal". Mejor publico un informe analítico por si mañana sirviera a mi defensa. Por ejemplo, acerca de los dibujitos que incluye el diseño de algunas boletas.
- Unión Cívica Radical (3): El mismo escudo de siempre con toda esa iconografía decimonónica del sol que asoma, las espigas de trigo, el martillo y la pluma: un posicionamiento anacrónico pero claro.
- Democracia Cristiana (5): También es viejo pero de un gran modernismo: un trapecio regular apoyado sobre su base menor y dentro una flecha vertical que apunta hacia arriba. Es decir, subamos hacia lo ancho o algo así.
- Partido Humanista (22): El famoso símbolo del infinito inclinado de tal modo que algún pavote podría confundir con la lista 8.
- Política Abierta para la Integridad Social- PAIS (42): Tras el PAIS (= país, ¿se entiende?) va una banderita cuadrada con un sol negro y grande cuyos rayos apuntan para todas partes.
- Afirmación para una República Igualitaria- ARI (47): Una figura irregular en color gris que recuerda, con esfuerzo, el mapa del territorio argentino.
- Partido Socialista (50): El puño obrero apretado que se ha horizontalizado para sostener una tierna rosa. Por supuesto, se horizontalizó hace un siglo cuando la socialdemocracia abandonó su postura erguida.
- Partido de la Ciudad (185): Un tosco obelisco desde un ángulo picado sobre una bandera nacional hecha de brochazos; por detrás, el sol. Una suerte de logo turístico de la porteñidad.
- Red por Buenos Aires (234): Todo el encabezado de la boleta se encierra en un filete porteño con cintas argentinas que rematan el borde superior. Haría buena alianza con el Partido de la Ciudad para poner un puesto en la feria de San Telmo.
- Espacio Abierto (243): Una ¿mariposa? muy estilizada o bien dos bumerang que podrían sugerir alguna componenda australiana.
- Frente para la Victoria (501): Enorme bandera y solcito multirradial que constituye la simpática letra O de la palabra VICTORIA. Demasiado triunfalismo argentino para un diseño muy visto y de pocas luces.
- Propuesta Republicana- PRO (502): Un triángulo isósceles blanco acostado sobre un cuadrado gris. Evoca la tecla play de algunos equipos y parece pedir: dame play que yo canto mi canción. Le acaban de dar play... y no se ve la tecla pause.
- Encuentro Amplio ¿Alba? (507). Esta es "la izquierda que une y crece", es decir, el PC aliado a dos o tres sujetos sin rumbo. Una estrella de cinco puntas sobre una... ¿mancha? que se parece un poco a la boina combatiente del Che y otro poco al gorro frigio de la Libertad.
- Movimiento por la Recuperación de la República- MORERA (213). ¿Morera? ¿Será porque se la comen los gusanos? Otro mapa del territorio nacional pero esta vez de contornos fieles. Y las Malvinas... ¡y el Sector Antártico Argentino! Una clase de geografía nacionalista.
- Movimiento de Integración y Desarrollo- MID (1). Sí, señores, el MID, el partido que el desarrollismo supo inscribir como lista 1 allá por 1982 y que defiende su numeración aún sin votos. Acá no hay dibujo sino foto: un retrato de hace medio siglo del Dr. Don Arturo Frondizi con su banda albiceleste, un moñito blanco (sí, un moñito blanco) y unas solapas anchas cual prócer de la independencia.
Dicen que no hay más patria que la infancia. Para el MID, entonces, el "Premio Cinzcéu al Diseño de Boleta 2005", porque estos viejos pelandrunes y oportunistas me han hecho rememorar por un minuto aquellos retratos de gentes extrañas, acartonadas y ceremoniales que aparecían en los diarios y revistas de mi niñez, cuando el mundo era nuevo y sorprendente y desconocido y ajeno y yo aún no sabía que se iba a largar a llover.

6 comentarios:

Grismar

Yo me quedo con el Pro-play. Si las boletas fueran en color se vería que el triángulo blanco está en medio de un cuadrado celeste. No sólo remite al play, matemáticamente la punta de flecha hacia la derecha es lo positivo, políticamente...
Es inteligente, simple, buena idea para una credit card.
P.D.: el botón del stop está en Balcarce 50

Don físico

Me dijeron por ahí que si ponemos unos pesos podemos cambiar el stop por un pause.

srapeel

Hola!, no sé cómo llamarte, pero bienvenido por mi parte, aunque por ahora no estoy en el blog, estoy de huelga...

Cinzcéu

They call me Cinzcéu.

red cetorca

No te preocupes, en la proxima eleccion veras estos escudos en formato electronico. Solo deberas presionar un boton y con ese sencillo gesto decidiras tu futuro.
Por otra parte, que heráldica política propondrías?

Color Esperanza

No sé... me quedé pensando en eso de entrar a un blog que no es el propio y dar la bievenida.
¿Viene a ser la bienvenida al espacio bloggístico?